13 abril 2009 Noticias, Seguridad

Pastor Aleman

Un bebé con tan sólo 16 meses fue mordido la semana pasada por un pastor alemán perteneciente a su familia. El niño permanece ingresado en el Hospital Materno Infantil de Málaga con graves heridas en la cabeza provocadas por el animal.

Aunque su estado ya es estable y ha sido trasladado a planta, el bebé ingresó en urgencias con mordiscos importantes en su cabeza. Aún se desconocen los motivos que pudieron llevar al perro al ataque pues, según sus dueños, nunca había tenido un comportamiento agresivo.

Parece ser que el can se encontraba jugando con los hermanos mayores en el jardín. Mientras que el bebé se encontraba con la niñera. Cuando éstos salieron de la casa, el perro se abalanzó sobre el niño y le mordió en la cabeza.

La cuidadora que trató de zafar al bebé del pastor alemán también fue agredida éste y tuvo que ser tratada de varios mordiscos en la cara. Fueron precisamente los gritos de la asistenta los que alertaron a los vecinos que avisaron a los servicios de emergencias.

Los hechos se produjeron en Málaga, en el barrio de Pedregalejo, donde los pequeños estaban pasando unos días en casa de unos familiares. El animal se encuentra retenido en la perrera municipal a la espera de que su dueña decida si lo va a sacrificar o no.

No es la primera vez que un perro agrede a un niño, aunque normalmente suelen ser animales que han mostrado alguna agresividad. Aunque este pastor alemán no se había comportado nunca de esta forma, dicen que pudiera haberle influido el hecho de haber perdido a uno de sus dueños hace poco menos de un mes.

Es importante ser muy cauto cuando hay perros en un entorno en el que también hay niños, pues aunque los animales no suelen atacar es imposible predecir siempre su comportamiento y los niños no pueden reaccionar del mismo modo que pueden hacerlo los adultos.

Vía | La Vanguardia

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *