26 diciembre 2014

La Navidad no debería ser celebrar un banquete tras otro ni llenar la casa de regalos y adornos. Es familia, ilusión, buenos deseos y propósitos. Pero, con una situación económica difícil todo se complica y es especialmente duro si tenemos un bebé en casa. Uno de cada cuatro niños en nuestro país viven en situación de pobreza, pero no por ello deben quedarse sin Navidad.

Al menos es lo que se propone la Obra Social “la Caixa”, que ningún niño deje de sentir la magia de la Navidad. Durante todo el año, gracias a sus clientes y colaboradores, trabajan para que muchos más niños puedan cambiar su situación y tengan las mismas oportunidades que los demás. Son niños de 0 a 16 años que necesitan asistencia y un empujón para mejorar su presente y asegurarles su futuro.

En la Obra Social “la Caixa” trabajan intentando romper el círculo de pobreza y para ello actúan sobre las necesidades más elementales como la alimentación, la higiene y la educación. En el vídeo Alicia, una preciosa niña de la Fundación de la Esperanza, siente y nos transmite la magia de la Navidad. Gracias a la ayuda de mucha gente generosa, muchos niños como Alicia podrán sentirla. Tu también puedes colaborar con tu microdonativo (o con uno enorme). Ten en cuenta que con muy poco se puede hacer mucho.

También te puede interesar