7 octubre 2009 Noticias, Otros

Nacer albino en Tanzania puede costar la vida
Como ya contamos, el albinismo es una condición genética por la que algunos bebés nacen sin pigmentación en la piel. La especial apariencia de los albinos les ha hecho especiales en casi todas las culturas aunque con distinta suerte. Mientras en unas se les rechaza, en otras se les supone portadores de buena suerte.

En Tanzania en los dos últimos años se ha asesinado a 53 albinos, incluidos niños. El fin de la matanza es conseguir las extremidades, que se venden por 3.000 euros, para beber la sangre y hacer pociones mágicas. Se cree que esta práctica es saludable y te hace más poderoso. La pasada semana se condenó por primera vez a cuatro personas por la muerte de un albino de 14 años.

El drama comienza desde el nacimiento, algunos padres matan a sus bebés albinos por si sus vecinos piensan que la madre ha tenido relaciones con un blanco. Si sobrevive puede que no vaya al colegio porque les consideran poco inteligentes. Despues se ven obligados a trabajar en el campo, sin protección contra el sol. Tampoco pueden acceder a tratamientos por sus problemas de visión. Por estos motivo la esperanza de vida de un albino en Tanzania es de 30 años.

Como consecuencia de esta terrible discriminación las personas albinas se casan entre ellas. Esta práctica aumenta las posibilidades de que tengan hijos albinos y por ello en Tanzania hay 170.000 albinos, una cifra muy elevada comparada con el resto de paises del mundo. La ONG canadiense “Under The Same Sun” es quien ha denunciado esta situación. Fue fundada por Peter Ash, un albino, para luchar contra la discriminación y ofrecer apoyo y recursos a los grupos más marginados e incomprendidos.

Vía | El Mundo
Foto | Travelblog

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *