17 febrero 2015 Embarazo, Nutrición

marisco en el embarazo

A lo largo de la gestación es necesario llevar un control exhaustivo de lo que se come. No hay que olvidar que nuestra alimentación es el pilar fundamental para que el bebé se desarrolle convenientemente, por eso hay ciertos alimentos que deben evitarse a lo largo de estos meses, con el fin de evitar riesgos en su salud.

Uno de esos grupos alimenticios que siempre están en debate es el marisco. Si bien su alto contenido en Omega-3 es sumamente beneficioso para nuestro organismo, y el del bebé, también es cierto que puede contener altas dosis de mercurio, lo que resulta muy perjudicial. Hace un tiempo, Belén nos hablaba de como el marisco puede ser una fuente de buen humor para evitar la depresión en la gestante, pero al mismo tiempo, un foco de problemas de salud. Pero ¿por qué?

Si colocamos en una balanza los beneficios y perjuicios que aporta el marisco, vemos claramente que pesa más lo malo que lo bueno. Es necesario tomarlo con moderación, sólo en casos puntuales y muy bien cocinado, de esta forma rebajaremos los riesgos que conlleva. Algunos de ellos tienen nombres muy claros y que nos pueden traer serios problemas.

La salmonelosis, el anisakis o la toxoplasmosis, infecciones que en nuestro estado pueden provocar verdaderos problemas a nuestro bebé. Así que mejor olvídate de tomar marisco o pescado crudo a lo largo de estos meses, ya que camuflado en su atrayente sabor puede encontrarse cualquier microorganismo que nos puede hacer mucho daño. Y, ya sabes, ante cualquier duda nada mejor que tu ginecólogo para darte los mejores consejos.

Vía | Ella hoy
Foto | Mariscos Apolo

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *