4 agosto 2009 Embarazo, Noticias, Nutrición

El marisco en el embarazo, mejora el humor pero no es recomendable
El marisco es uno de los alimentos que no se aconsejan comer en el embarazo, y si se come, debería estar muy bien cocinado. Uno de sus riesgos es que puede contener una importante cantidad de mercurio, lo que es peligroso para el feto. Sin embargo, un estudio de la Universidad de Bristol, ha comprobado que la baja ingesta de marisco se relaciona con el riesgo de desarrollar síntomas depresivos durante el embarazo.

El responsable de ese cambio emocional es el Omega-3 contenido en el marisco, aunque los autores del estudio publicado en Epidemiology no descartan que el yodo y la vitamina D del pescado también influyan. A pesar de que tuvieron en cuenta varios factores que podrían influir en el resultado, la relación entre el bajo consumo de marisco y la mayor cantidad de síntomas depresivos, se mantuvo alta.

La depresión durante el embarazo es común en los países occidentales aunque está casi ausente en aquellos en que se consume pescado habitualmente. Para esta investigación se observó a 9.960 mujeres entre 1991 y 1992, época en la que el mayor aporte de Omega 3 era el marisco. Las embarazadas que consumían tres o más platos de marisco a la semana se compararon con las que no tomaban ese tipo de alimento. Este último grupo era un 50 por ciento más propenso a tener síntomas de depresión, en la semana 32, que el primer grupo.

Los autores señalaron que “Es posible que limitar el consumo de acuerdo con este consejo (por el peligro del mercurio) aumente el riesgo de síntomas depresivos maternos durante el embarazo”

Vía | Medline Plus
Foto | Guia Maximin

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 4 agosto 2009
  2. Estados Unidos advierte sobre el mercurio en el marisco para embarazadas 1 junio 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *