18 octubre 2011 Noticias, Opinión, Otros

Una pequeña es atropellada y nadie reacciona
Hoy he visto un vídeo de esos que te revuelven el estómago y te hubiera gustado no ver jamás. No lo voy a publicar aquí porque realmente hiere a las personas con sensibilidad, pero si te interesa lo puedes encontrar en el enlace del final del artículo. En el vídeo se ve a una niña china de dos añitos que camina despistada y es atropellada por una furgoneta. Las dos ruedas traseras pasan después de un momento de duda del conductor, otra vez por encima de su cuerpecito. La furgoneta sigue su camino y la pequeña queda tendida en el suelo.

Por delante de la niña que permanece inmóvil, pasan numerosos transeutes que ni siquiera giran la vista hacia ella. Incluso vuelve a ser arrollada por un camión. Después de que más de 10 personas continúen camino, entre ellos una madre con su hijo, una mujer la aparta del centro de la calzada y al poco otra, quizá su madre, la coge por fin en brazos y se la lleva. No hay información fiable sobre el estado de Yueyue, la niña, aunque parece que no ha muerto.

Lógicamente la polémica ha alcanzado dimensiones globales. Hay quien trata de explicar la indiferencia de los peatones chinos por las leyes. Si ayudan a alguien podrían ser acusados como autores e incluso la víctima puede enjuiciarles por haber empeorado la situación.

Yo siempre he creído que la protección a la especie y sobre todo a sus cachorros forma parte de la naturaleza y el instinto humano. Esta reacción sólo podría explicarse por una desnaturalización, quizá lograda a base de años de lavado de cerebro. El mayor problema es que los que aquí nos llevamos las manos a la cabeza y gritamos con horror contra estos chinos, ni nos inmutamos al ver un adulto sangrando en la calle. Cierto que aún no he visto nunca un corro de gente mirando a un niño tirado, pero varias veces lo he presenciado con un adulto. Incluso gente que se baja del coche con sus hijos para mirar que ha pasado, pero sin intención ninguna de ayudar.

Me horroriza que alguien, con la cultura, raza o religión que sea, no sienta nada ante un pequeño que necesita ayuda. Pero también que un día esta forma de actuar se imponga como tantas otras cosas entre nosotros. Y en cierto modo está sucediendo, aquí denunciamos con mucha soltura a un padre que da un cachete a su hijo, pero no se mueve nadie para pedir que se respeten los derechos de los niños en el gigante asiático. ¿Dónde están los grupos de presión, los políticos, las ongs?, ¿ha reclamado la ONU y UNICEF?, ¿dónde están los que tanto protestan por cosas más triviales? ¿cómo están lejos no nos afecta?. Estamos haciendo lo mismo que los chinos del vídeo, mirar hacia otro lado.

Vía | El Mundo
Foto | Flickr-Lhoon

También te puede interesar

Comentarios

4 comentarios
  • Isabel L

    Lo que cuentas es espantoso. Qué puedo decir, pobre niña, qué recuperación se le puede augurar en el caso de que salga con vida.
    Sí tengo conocimiento incluso por gente que ha estado allí de que cuando se accidenta un coche en una autovía lo dejan a su destino, siguen conduciendo y no ayudan. Esto es terriblemente peor.
    Los primeros que tienen que reaccionar son ellos mismos, son sus propios niños, y después de decir eso, sí se echa de menos mayor sensibilidad activa por aquí con las victimas de esta brutalidad por dejadez, que son niños.

    • Isabel, yo también he oído lo de las autovías y me parecía muy duro de creer. Lo del vídeo no lo hubiera imaginado jamás. Llevo todo el día con el ánimo revuelto. Quizá las imagenes les muevan algo como pueblo, y de paso a nosotros. Gracias por compartir tu opinión. Un saludo

  • jojoba

    la niña murió a los 3 dias.
    La atropelló la furgoneta y luego un camión

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 18 octubre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *