17 marzo 2012 Entretenimiento, Ocio

fotografia decorada

Hacer un regalo a papá en su día puede ser una forma de recordar lo mucho que le queremos, por eso no nos basta cualquier regalo, mucho más emotivo e interesante es realizarlo con nuestras propias manos, de este modo conocerá, además del cariño que le profesamos, el esfuerzo e ilusión que hemos puesto en su realización.

Y así, además, podemos “matar dos pájaros de un tiro”: confeccionar un bonito detalle y mantener a los peques entretenidos durante un buen rato.

La idea que os ofrecemos hoy es muy sencilla y lo pueden hacer hasta los más pequeños de la casa. Eso sí, siempre llevando mucho cuidado a la hora de manipular los materiales y supervisando que no corran ningún peligro ni se lleven nada a la boca. Por supuesto que, si todavía no controlan el manejo de sus tijeras, mejor es que lo hagamos nosotras.

Primero vamos a coger una cartulina blanca y la vamos a pintar con muchos colores. Podemos utilizar rotuladores o pinturas de lápiz. Hacer pequeños trocitos, en cuadrados, de distintos colores, para que quede una base de lo más variopinta. A continuación lo taparemos todo con pintura negra, en esta ocasión utilizaremos una cera. El siguiente paso es recortar una figura que nos guste, en la foto es una especie de hoja. Y, con un palito o palillo de cocina, les dejaremos que rallen la superficie negra para descubrir líneas y dibujos del interior, quedándose una superficie llena de color.

Pegamos esta figura a otra cartulina blanca y recortamos, dejando un pequeño borde. El siguiente paso es buscar una foto del bebé y pegarla en el centro. Y ya tenemos una divertida fotografía especialmente decorada para la ocasión.

Vía | Con mis hijos

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 17 marzo 2012
  2. Escribir una carta en el día del Padre 18 marzo 2012
  3. Día del Padre; más allá de los regalos 19 marzo 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *