26 agosto 2012 Noticias

Padres y recien nacidosA raíz de esta noticia leída en el diario El Mundo, me hago reflexiones al respecto del asunto de la influencia que deben tener los padres sobre los recién nacidos, en especial los prematuros, que tantos cuidados requieren de inicio.

El Hospital de La Plana, en Villareal, provincia de Castellón, permite la entrada, las veinticuatro horas del día, en la sala de Neonatología para que los padres de los bebés allí ingresados puedan estar con ellos el tiempo que estimen oportuno.

Todo esto ha sido confirmado por la Generalitat Valenciana, quedando bien claro que el acceso a la sala de neonatos se podrá realizar a cualquier hora del día por los padres de los niños, siempre sin interrumpir o entorpecer las tareas de los profesionales de dicha sala. También se facilita el acceso a familiares de los niños ingresados en la unidad, permitiendo un máximo de dos personas por niño, incluyendo al padre o a la madre.

Lógico es que se tenga que prevenir la salud de los recién nacidos que se ven obligados a ingresar en la unidad de neonatos. Y siempre se ha apartado a los padres de ellos, por cuestión de seguridad de ambos o por otros motivos. Sin embargo, parece que nadie antes se había parado a pensar la influencia de los padres sobre los recién nacidos.

Ese vínculo que se establece, sobre todo con la madre, no es hablar por hablar. Los pequeños sientes el calor de sus padres pero, para ello, deben tenerlos cerca. No es que esto sea una cura milagrosa, pero si es cierto que la influencia que pueden recibir por parte de los padres siempre será positiva y les hará sentir su estancia en la unidad de manera más familiar. 

Vía | elmundo.es
Foto | sxc-hortongrou

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 26 agosto 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *