6 enero 2012 Consejos, Opinión, Parto

Deberías elegir a la persona que mejor sabe lo que necesitas y te tranquilice

Durante el embarazo tienes que tomar decisiones que te pueden hacer dudar como la elección del futuro bebé, optar por la anestesia, el tipo de parto que se quiere…etc. Una de las dudas que casi siempre se presenta es la elección de la persona que entrará contigo al paritorio.

Esta es una elección muy personal que se deberá tomar siguiendo el instinto propio. Tú eres la que mejor se conoce y la que mejor sabe el tipo de apoyo que puede necesitar en esos momentos. Muchas mujeres se deciden por las madres. Las madres son las personas a las que siempre recurrimos cuando tenemos algún problema y necesitamos comprensión y apoyo. Ellas también han pasado por el parto y podemos pensar que eso les ayudará a reconfortarnos en esos momentos. Pero hay que tener en cuenta lo que se quiere durante el parto. Tenemos que pensar que por el hecho de que ellas han pasado por lo mismo, pueden tener una idea preconcebida de lo que es. La persona que entre debe respetar nuestras decisiones.

Actualmente muchas son las mujeres que prefieren que sean sus parejas las que las acompañen durante el alumbramiento. Es un buen momento para hacerles partícipes del embarazo y que se impliquen desde un primer momento con lo que es la paternidad. Se trata de un momento íntimo que también es cosa de pareja. Ahora bien, por muy decidido que esté el padre en entrar, tendremos que valorar lo que nos puede aportar en esa situación. Si nuestra pareja es muy aprensiva puede llegar a pasarlo bastante mal. Si es una persona muy nerviosa lo que pude pasar es que acabéis los dos hechos un manojo de nervios. Lo mejor es optar por la persona que más tranquilidad y serenidad te pueda ofrecer.

Antes de elegir también convendría que te informases de la normativa en este aspecto del hospital que te atenderá. Normalmente suelen aceptar un acompañante elegido por la embarazada. Sin embargo hay casos en los que el acompañante sólo puede ser la madre de la embarazada o el padre del bebé y no puede ser cualquier otro familiar o amigo.

Foto | Flickr-Mavi

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Consultas preanestésicas para embarazadas 12 abril 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *