22 julio 2017 Embarazo

El olfato es uno de los sentidos que se agudiza en el embarazo

El olfato es uno de los sentidos que más se alteran en el embarazo, se estima que más del 67 por ciento de las mujeres tienen cambios en la percepción de los olores. Seguramente, si estás embarazadas, notarás que algunos aromas u olores que antes te resultaban agradables no puedes soportarlos. El cambio en este sentido es una de las quejas más frecuentes en esta etapa de la vida.

Diferentes investigaciones llegaron a demostrar que el olfato puede tener muchos cambios en el embarazo. Uno de estos trabajos, realizados por el Monell Center (institución especializada en los sentidos del gusto y olfato) se ha enfocado en saber por qué las embarazadas suelen ser más sensibles a los olores que les resultan desagradables.

Para el estudio se analizaron a más de 13 mil mujeres embarazadas, una de las conclusiones es que no existen diferencias significativas entre la percepción de los olores entre las mujeres que están embarazadas y las que no, pero se puede ver que las mujeres que están esperando un bebé tienen una mayor sensibilidad ante algunos aromas particulares, por lo general, los que nos menos placenteros.

Diferentes investigaciones llegaron a demostrar que el olfato puede tener muchos cambios en el embarazo.

Otro trabajo de investigación realizado en Suecia, por la Universidad de Umea considera que el 67 por ciento de las mujeres embarazadas tienen una mayor capacidad de apreciar los olores y los sabores, especialmente durante el primer trimestre.

Los científicos consideran que este cambio en el olfato formaría parte de un sistema de autoprotección de la madre contra sustancias que pueden ser tóxicas o perjudiciales.

Dentro de los olores más molestos encontramos el que se desprende del alcohol, tabaco y café además, las embarazadas también están más sensibles frente a ciertos componentes químicos como los usados en la fabricación de detergentes o productos como el galaxolide o eugenol.

Los estudios consideran que muchos de los vómitos que se tienen en la gestación pueden ser una reacción que se presente de manera inmediata a la presencia de olores desagradables.

Para evitar las molestias que provocan estos aromas podemos tomar algunas medidas, por ejemplo, revisar los distintos productos de higiene y cosmética que se usan de manera habitual para saber si hay una mayor sensibilidad o no frente a determinados aromas.

Algunos olores de alimentos podrán resultar muy insoportables, es necesario poder detectaros y evitarlos, especialmente cuando se están preparando las comidas.

Para evitar la acumulación de los olores es necesario ventilar el hogar con frecuencia. Al estar en ambientes libres de humo y limpios la sensación disminuirá notablemente.

Así como hay aromas muy desagradables, otros resultarán verdaderamente gratos, puede llevar en tu bolso o tener cerca algún objeto que desprenda este aroma, así se podrá recurrir a él si llega a aparecer el olor desagradable.

Vía | Con mis hijos
Foto | Pixabay – Hans

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *