Síndrome del impostor en madres emprendedoras: cómo superarlo

Síndrome del impostor en madres emprendedoras: cómo superarlo

Escrito por: Maite Nicuesa Guelbenzu    28 mayo 2021     4 minutos

El síndrome del impostor en mujeres emprendedoras muestra una forma de autoboicot que limita el potencial creativo de quien experimenta esta dificultad

El síndrome del impostor puede afectar a cualquier profesional que no es plenamente consciente de sus fortalezas, talento y cualidades positivas. Este síndrome también afecta a madres emprendedoras que sienten un elevado nivel de autoexigencia al conciliar un proyecto con la vida familiar. El perfil de una mujer que es madre y emprendedora recibe el nombre de mompreneur.

¿Qué signos de alarma pueden producirse en este contexto?

A las propias dificultades que debe afrontar quien concilia distintas responsabilidades en su vida, se suman otros obstáculos específicos de esta falta de autoconfianza. En Uno más en la Familia analizamos algunos de los factores a tener en cuenta.

1. La persona cree que nunca está lo suficientemente preparada

Cree que todavía le quedan pasos por dar y retos por cumplir para estar plenamente preparada para lograr el éxito. La capacidad de aprender cada día acompaña a todo ser humano. Pero esta creencia limitante muestra una forma de autoboicot.

Que Es Sindrome Del Impostor

2. Infravalorar el trabajo realizado

Cualquier negocio necesita ser rentable para prosperar en el futuro. Es positivo poner en valor la calidad de los productos y servicios ofrecidos. Sin embargo, el síndrome del impostor en mujeres emprendedoras puede manifestarse en la dificultad que experimenta dicha profesional al fijar los precios o al hablar de temas económicos. Se siente incómoda con la planificación de este aspecto comercial.

3. Miedo a las críticas

El emprendimiento implica una exposición a nivel profesional. Los clientes pueden realizar sus comentarios sobre el negocio a partir de su propia experiencia. Quien experimenta el síndrome del impostor teme ser descubierto en un error que ponga de manifiesto su supuesta incapacidad para afrontar el desafío del emprendimiento. Este diálogo interno es el reflejo del modo en el que la persona se percibe a sí misma como consecuencia de una baja autoestima.

4. Creencias limitantes

Un emprendimiento necesita, entre otros medios, un plan de negocio, una estrategia de marketing y financiación. El modo de afrontar cada uno de estos desafíos puede ser un reflejo del propio síndrome del impostor que se manifiesta en inseguridad, indecisión, creencias limitantes y estrés. La sensación de no estar a la altura de las expectativas propias y ajenas, a pesar de intentar cada día ser la mejor versión de una misma, es agotadora.

5. Autoboicot

Una mamá emprendedora que padece el síndrome del impostor tiene un gran potencial. Y, sin embargo, este síndrome muestra una forma de entorpecer este camino hacia el éxito.

Sindrome Del Impostor En Madres Emprendedoras

Consejos para madres emprendedoras que sufren el síndrome del impostor

No todas las mujeres emprendedoras experimentan estos síntomas que, por otra parte, pueden manifestarse en cualquier otro perfil profesional y en circunstancias diferentes. ¿Cómo superar esta situación de bloqueo para mejorar la confianza en ti misma?

1. Busca redes de apoyo

Las comunidades de mujeres emprendedoras pueden inspirarte y fortalecerte. El ejemplo de mujeres inspiradoras como tú, que desde sus circunstancias afrontan el desafío del emprendimiento, te muestra un espejo en el que observar valores, acciones y objetivos cumplidos. Es decir, la referencia de otras personas te ayuda a modelar comportamientos que admiras.

Sindrome Del Impostor En El Emprendimiento

2. No te compares de forma negativa con nadie

Las redes sociales aportan recursos de apoyo para madres emprendedoras que a través de estos canales fortalecen su marca personal. Pero, a su vez, este escaparate también presenta un aspecto vulnerable: no pierdas el tiempo en comparar tus logros con los éxitos compartidos por otros perfiles profesionales. Nadie conoce plenamente la realidad de otro ser humano por aquello que muestra en este contexto.

3. Busca asesoramiento

Incluso cuando emprendes en solitario, puedes contar con la colaboración de otros perfiles especializados. Busca asesoramiento para gestionar aquellos temas que te resultan más complejos o realiza un curso de formación para ampliar tu conocimiento en ese campo. En ocasiones, la inseguridad crece a partir del imposible de querer dominar todos los temas relativos al emprendimiento.

Para finalizar, conviene puntualizar que el síndrome del impostor puede llegar a bloquear de forma significativa la rutina profesional y familiar de quien lo sufre. En ese caso, es positivo pedir ayuda psicológica. Conviene pedir esta ayuda incluso cuando los síntomas se encuentran en su etapa inicial.

Comentarios cerrados


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.