Onomatopeyas: definición, ejemplos y razones para utilizarlas

Onomatopeyas: definición, ejemplos y razones para utilizarlas

Escrito por: Maite Nicuesa Guelbenzu    23 febrero 2021     3 minutos

La imitación de sonidos es un medio esencial para estimular el lenguaje oral en los niños, como veremos en este artículo a través del ejemplo de la onomatopeya

Existen distintos grupos de palabras con las que el niño se familiariza a través de la adquisición del lenguaje. A su vez, el propio lenguaje es un medio para estimular el habla. Las onomatopeyas despiertan el interés de los niños de una forma especial. En este caso, los sonidos pronunciados remiten a una información concreta.

El ejemplo de los sonidos onomatopéyicos de los animales así lo muestra. Sonidos que, a su vez, no son idénticos en todos los idiomas, sino que adquieren formas diferentes. La imitación de dichos sonidos es una experiencia que fomenta la adquisición del lenguaje en niños de entre 1 y 3 años.


En este proceso de aprendizaje adquiere especial relevancia la discriminación auditiva. Un término que hace referencia a la capacidad de diferenciar y reconocer un sonido concreto de otro diferente. Por ello, los juegos que giran en torno a la expresión de onomatopeyas producen este efecto positivo.

La importancia de las onomatopeyas en la literatura infantil

La expresión de las onomatopeyas también enriquece la recreación de un cuento cuando la trama de la historia está protagonizada por perros, gatos y otros animales. Los escritores son verdaderos maestros en el uso de este recurso literario. Por ello, esta figura está muy presente en las actividades de animación a la lectura que los peques disfrutan desde temprana edad.

Ejemplos de onomatopeyas para niños

Este tipo de sonido también puede describir fenómenos naturales, por ejemplo, un trueno. El tictac del reloj también muestra el compás del paso del tiempo. El propio acto de llamar a la puerta de una casa puede expresarse a través del sonido del toc-toc. No solo es posible describir la realidad a través de los términos que identifican a objetos, situaciones o personas.

La recreación de los sonidos mediante las onomatopeyas muestra un punto de vista complementario. Los sonidos de los medios de transporte también encantan a los niños, por ejemplo, el ruido del tren o del coche. Esta comunicación alimenta la memoria auditiva. También es posible acercarle la belleza del mundo musical a través de aquellos sonidos característicos que imitan la esencia de cada instrumento.

Onomatopeyas Para Ninos Y Ninas


¿Por qué utilizar las onomatopeyas en la comunicación con los niños?

Los niños aprenden antes el sonido de algunas onomatopeyas que describen un fin concreto, que la palabra que lo identifica. Estos sonidos tienen una estructura que resulta más sencilla para los peques. A su vez, la repetición también forma parte de cualquier proceso de aprendizaje que se fortalece con esta experiencia.

Pues bien, las onomatopeyas son palabras originales y divertidas que propician este efecto de la repetición en dinámicas concretas como los juegos que giran en torno a esta temática. A través de las onomatopeyas es posible ejemplificar situaciones en un lenguaje sencillo. Y, de este modo, estimular el habla.


Comentarios cerrados


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.