1 julio 2010 Embarazo, Salud

vigilancia especial de la tiroides durante el embarazo

La glándula tiroides es la encargada de fabricar una serie de hormonas muy importantes para el perfecto desarrollo del bebé durante el embarazo. Si el funcionamiento de la tiroides es precario o no lo hace de la forma debida podemos encontrarnos con serios problemas gestacionales. Es por esto que es sumamente importante que nuestro médico vigile atentamente los resultados analíticos de la misma, a fin de determinar que su aporte hormonal está dentro del baremo establecido.

Es normal que una vez que te quedas embarazada, esta glándula debe trabajar el doble por lo que no es excesivamente extraño que, aunque no hayas tenido ningún problema anterior, en este periodo se te manifieste claramente. Durante el primer trimestre son dos las hormonas segregadas por la tiroides que están completamente activas, una es la HCG (gonadotropina coriónica humana) y la otra es el estrógeno, interpretar los niveles de estas dos hormonas son fundamentales para observar cualquier problema con la glándula tiroides.

Para prevenir los problemas que nos puedan surgir lo mejor es prestar especial atención a la alimentación, sobre todo no olvidar el yodo que es la materia prima con la que la tiroides fabrica las hormonas. En el caso de que existiera insuficiencia de este mineral su trabajo va a verse ralentizado, además de padecer riesgo en la formación de nódulos.

Pero no sólo la tiroides tiene un papel importante durante el embarazo, también en el postparto se pueden producir inflamaciones en la glándula tiroidea pudiéndonos confundir con la depresión postparto ya que sus síntomas: ansiedad, cambios de humor, fatiga o falta de concentración son muy similares. De no ser tratada a tiempo puede degenerar en un hipertiroidismo o hipotiroidismo, necesitando de una medicación, generalmente, de por vida.

Vía | Embarazo sano
Foto | Diario Editorial

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 1 julio 2010
  2. Hipertiroidismo y embarazo 5 julio 2010
  3. Hipotiroidismo y embarazo 9 julio 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *