4 agosto 2010 Lactancia, Noticias

Semana Mundial de la Lactancia Materna 2010
Un año más, del 1 al 7 de agosto, se celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna. Se pretende fomentar esta práctica entre las madres y concienciar sobre su importancia en hospitales y clínicas de maternidad. El lema en 2010 es “Paso a paso. Hacia una asistencia humana del nacimiento y la lactancia”. Se conmemoran los 20 años de la Declaración de Innocenti y sus Diez Pasos para conseguir en los hospitales y centros de salud una lactancia materna exitosa.

Los Diez pasos que deberían cumplir los centros de salud son:

  • Tener una política de lactancia materna escrita que sea comunicada periódicamente al personal.
  • Entrenar a todo el personal para llevar a término esta política.
  • Informar a todas las mujeres embarazadas sobre los beneficios y la práctica de la lactancia materna.
  • Ayudar a las madres a iniciar la lactancia durante la primera hora después del parto.
  • Enseñar a las madres cómo amamantar y cómo mantener la lactancia si se separan de sus bebés
  • No dar a los recién nacidos ningún alimento ni bebida que no sea leche materna; hacerlo sólo por indicación médica.
  • Practicar el alojamiento conjunto; dejar que los bebés y sus madres estén juntos las 24 horas del día
  • Fomentar que la lactancia materna se dé cada vez que el bebé lo pida.
  • No dar tetinas, chupetes u otros objetos artificiales para la succión de los bebés amamantados
  • Promover la creación de los grupos de apoyo a la lactancia materna y remitir a las madres a los mismos

Según la Asociación Española de Pediatría (AEP), el 80 por ciento de las madres españolas decide dar de mamar a su bebé. La cifra se queda en un 68 por ciento a las 6 semanas, en el 52 por ciento a los tres meses y el 36 por ciento a los seis meses del parto. La mayoría deja la lactancia porque piensa que no tiene suficiente leche o que esta es de baja calidad. Yo añado que no es fácil continuar la lactancia si hay que reincorporarse al trabajo y el estrés que conlleva a las 16 semanas del nacimiento.

La AEP afirma que, “en la mayoría de los casos se debe a errores en la técnica de la lactancia: inicio tardío, utilización de suplementos, inadecuada posición al pecho o mal agarre que condicionan que el niño no obtenga la leche suficiente o produzca molestias en las mujeres que conllevan al destete temprano”.

Las recomendaciones de la AEP y la OMS son, como ya sabemos, mantener la lactancia a demanda y en exclusiva los seis primeros meses y con alimentación complementaria al menos hasta los dos años.

Vía | WABA
Foto | Flickr-Hobomama

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Cuando tenemos poca leche 15 febrero 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *