24 noviembre 2013 Nutrición

receta: compota manzana
Uno de los alimentos primeros que vamos a ir introduciendo en la dieta de nuestro bebé, además de los cereales, son las frutas. En un principio, y puesto que nuestro niño es muy pequeño, se la iremos dando bien triturada a modo de papilla, para que la pueda digerir perfectamente y sin ningún peligro.

Pero otro modo de ofrecérsela es por medio de la compota, de esta forma su organismo la va a tolerar mucho mejor que si estuviera cruda, además las puedes conservar perfectamente en el frigorífico durante dos o tres días. Las puedes combinar como quieras y seguro que al pequeño le encantan. Pero si no sabes como hacerla hoy te explico la receta de una muy básica, cuyo ingrediente es la manzana. A partir de esta puedes combinarla con otras que más te gusten.

Ingredientes: (para dos raciones de entre 100 y 150 gramos) 2 manzanas golden, media ramita de canela, 50 centilitros de agua y unas gotas de limón.

Lo primero que tenemos que hacer es pelar las manzanas y sacarles, con mucho cuidado, todas las semillas. Después las vamos a trocear en pequeños pedazos. En un cazo colocamos las manzanas con las ramita de canela, el agua y le añadiremos unas gotas de limón, con el único fin de que no se ennegrezca la manzana. Las ponemos a cocer tapadas. Mucho mejor si lo hacemos a fuego lento durante 15 o 20 minutos. El tiempo dependerá del grado de madurez que tengan las manzanas, por lo que a más maduras mucho más rápido será la cocción. Retiramos la rama de canela y batimos las manzanas. Verás como resulta irresistible. Además acostumbrarle a tomar fruta y verdura desde chiquitito te ayudará a combatir la cada vez más frecuente diabetes infantil.

Foto | Tost’ana

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 24 noviembre 2013
  2. Recetas de fruta para bebés: Compota de membrillo y manzana 11 enero 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *