12 agosto 2017 Embarazo, Parto

parto prematuro y sueño

Las dificultades para poder conciliar el sueño durante el embarazo, son numerosas y por muy distintas causas. Conforme se va acercando el momento del nacimiento, nuestro cuerpo ya ha tomado unas dimensiones importantes, por lo que encontrar la posición correcta, suele ser una misión, casi, imposible. Además ya vamos sintiendo ciertas molestias físicas, presiones y otros desequilibrios hormonales, que nos traen algún que otro trastorno.

Además, y no menos importante, debemos sumar esas preocupaciones propias de la que va a enfrentarse a una experiencia totalmente novedosa, especialmente si eres primeriza. El parto, y la salud de nuestro bebé, pueden convertirse en un tema casi obsesivo. Así que no es extraño que dormir se convierta en toda una odisea. Pero, aunque nos pudiera parecer que no es tan importante, una investigación estadounidense ha demostrado que tener problemas de sueño a lo largo de la gestación, puede provocar un parto prematuro.

Insomnio y apnea, los trastornos más peligrosos

Se trata de un estudio realizado en la Universidad de California, en San Francisco, Estados Unidos. Y es la primera vez que se relacionan algunos trastornos del sueño con el peligro de un parto adelantado. Dos factores fueron determinantes: uno de ellos la apnea o lo que vulgarmente conocemos como ronquidos; y el otro el insomnio, en ambos casos el riesgo de padecer un parto prematuro es evidente, aunque en porcentajes distintos.

Son muchas las mujeres embarazadas que padecen insomnio a lo largo de la gestación. Como hemos dicho antes, la dificultad para encontrar la postura o las preocupaciones con respecto a la maternidad, suelen ser factores importantes. Pero nunca antes se había vinculado con el adelanto del nacimiento del bebé. Sin embargo, en esta investigación, se ha comprobado que aquellas mujeres que padecen insomnio, de forma habitual durante estos meses, tienen un 30 por ciento más de posibilidades de que su bebé nazca antes de hora.

En cuanto a la apnea este riesgo asciende al 50 por ciento. Y no es extraño ya que se trata de un trastorno que suele ser bastante grave, mucho más si se produce en la gestación. De hecho se ha relacionado con una elevada presión arterial, con la de problemas que puede causar esta patología.

embarazada bebiendo alcohol

Factores de riesgo para los problemas de sueño: ser negra, obesa y tener más de 35 años

Para llevar a cabo esta investigación se tomaron como muestra a dos grupos de mujeres: 2.172 habían sido diagnosticadas con trastorno de sueño, y el mismo número sin que hubieran tenido ningún problema en su descanso. En ambos casos, los hábitos y formas de vida, entre ambos grupos, eran similares. Sin embargo se observaron ciertos aspectos que, curiosamente, podrían determinar un parto prematuro.

Las características más comunes en aquellas mujeres que tenían problemas de sueño eran: ser de raza negra, tener más de 35 años, ser obesa, tener diagnosticados algún problema de hipertensión, diabetes o infecciones, así como el consumo de alcohol, tabaco o drogas a lo largo del embarazo. Evidentemente, todas estas mujeres tenían muchas más probabilidades de que sus bebés nacieran antes de tiempo.

Vía | Infosalus
Fotos | Ok chicas y Webconsultas

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *