8 junio 2016 Noticias, Salud

Fumar y esquizofrenia

Cada día llegan más noticias sobre los graves perjuicios que el uso del tabaco durante el embarazo provoca en nuestros hijos. Si bien durante años era una práctica totalmente habitual y a la que apenas se le prestaba la mínima atención, en los últimos tiempos se ha descubierto que son muchas las patologías que van asociadas a esta mala práctica. La nicotina, durante el desarrollo del bebé, es la causante de graves problemas de salud que resultarán irreversibles a lo largo de su vida.

Ahora un nuevo estudio nos llega desde Laponia en el que se han encontrado evidencias que podrían asociar el consumo de tabaco durante el embarazo y el riesgo de que nuestro niño padezca esquizofrenia.

Aunque, según cuentan los expertos, no se encontraron pruebas, si pudiera existir una asociación que, si bien por sí misma no sería suficiente, unida a factores genéticos y ambientales, podrían ser los motivos suficientes para que el bebé desarrollase, con el tiempo, una enfermedad tan grave como la esquizofrenia.

Según los últimos datos, entre el 12 y el 25 de las mujeres occidentales fuman durante el embarazo, una cifra demasiado alta si pensamos en los problemas de salud que se presentan en el bebé. No podemos olvidar que la nicotina, presente en el organismo de la madre, pasa, por vía sanguínea, hasta la placenta, llegando de forma directa al cerebro del bebé que, en ese momento, se está formando.

En este caso se trata de la primera investigación que asocia la nicotina con la esquizofrenia y se ha hecho después de estudiar a casi mil adolescentes y jóvenes a los que se les había diagnosticado esta enfermedad. En cualquier caso los expertos son muy cautos y, aunque se trata de un estudio novedoso y el más amplio hasta el momento, también dependerían otros factores más allá de la nicotina.

Vía | Univisión
Foto | Cadena Ser

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *