1 abril 2016 Embarazo, Noticias, Salud

fumar y adn

Muchas son las investigaciones que nos alertan sobre los efectos negativos, en la salud del bebé, que tiene fumar a lo largo del embarazo. A que tenga problemas respiratorios, riesgo de cáncer o labio leporino, entre otros, se une ahora las severas modificaciones que sufriría el ADN del pequeño si la madre ha sido fumadora activa a lo largo de la gestación. Así lo han demostrado una serie de investigaciones cuyo trabajo ha sido publico en la revista científica “American Journal of Human Genetics”.

Este estudio se realizó a partir de los hábitos, con respecto al tabaco, de más de seis mil mujeres embarazadas que se agruparon en tres grupos: fumadoras asiduas (aquellas que fuman a lo largo de todo el embarazo), fumadoras ocasionales (las que dejaron el tabaco cuando supieron del embarazo), y no fumadoras. Tras sus respuestas, y después de analizar la sangre del cordón umbilical en el momento del nacimiento del bebé, se comprobó que fumar durante el embarazo modifica químicamente el ADN del bebé y complica su salud.

Según una de las autoras de esta investigación, Stephanie London, epidemióloga y física del Instituto Nacional de Ciencias de Salud Ambiental:

El tabaco se transmite a través de la sangre, ya que el feto no lo inhala, pero muchos de los compuestos se propagan por la placenta.

Estos cambios que se producen en el ADN del bebé, podrían estar vinculados con los pulmones y el desarrollo nervioso, lo que ayudaría a entender y explicar algunas de esas enfermedades y alteraciones que presentan los bebés durante su desarrollo fetal. Se sabía que, por ejemplo, el labio leporino y el paladar hendido estaban relacionados con el tabaquismo pero, todavía, no se sabía el porqué, está alteración en el ADN podría estar relacionada con ello.

Vía | Correo Farmaceútico
Foto | Pixabay – HannahJoe7

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *