29 mayo 2015 Salud

golpe en la cabeza y urgencias

En cuanto nuestro niño empieza a tener un poco de autonomía y desea explorar el mundo que le rodea, es fácil que sufra algún que otro accidente. A pesar de que vamos a tener mucho cuidado con los objetos que sean peligrosos, las puertas o los picos de los muebles, los peques encuentran peligro en cualquier rincón, consiguiendo que algún que otro golpe les caiga en un descuido.

No es raro ver a un bebé que acaba de empezar a gatear o dar sus primeros pasos, con algún que otro hematoma, un arañazo o un pequeño raspón en cualquier parte de su cuerpo, pero quizás el lugar que más nos preocupa son aquellos golpes que recibe en la cabeza. Aunque en la mayoría de los casos son leves, sí debemos distinguir cuando es necesario acudir al servicio de urgencias del hospital o centro sanitario para que le realicen un examen a fondo.

  • Si el golpe ha sido muy fuerte y el bebé tiene menos de doce meses.
  • Después del golpe ha perdido el conocimiento, le sangra la nariz o el oído o se queja de dolor de cabeza.
  • Los vómitos recurrentes, es decir, más de uno o dos vómitos, también pueden ser señal de que algo más hay tras el golpe.
  • Si lo notas adormilado y le cuesta espabilarse o si le notas mareado, incapaz de centrar la vista o la atención.
  • Observa si le aparece un hematoma bajo los ojos o detrás de las orejas, también en la cabeza o si observas un ligero hundimiento.
  • Los brazos y las piernas se le quedan laxos, como sin fuerzas, o hace movimientos extraños.

Vía | Onmeda
Foto | Madres y niños

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Cuándo ir a urgencias si el niño está acatarrado 16 noviembre 2015

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *