Zinc y Selenio, imprescindibles para conseguir un buen esperma

Zinc y Selenio, imprescindibles para conseguir un buen esperma

Escrito por: Sacra    18 julio 2013     Comentario     2 minutos

Si estás pensando en ser papá quizás te convenga saber que tomar alimentos ricos en zinc y selenio te van ayudar para tener un esperma sano y fuerte. Pescados, carnes, huevos, cereales y un buen número de frutas y verduras contienen estos nutrientes.

Si estas pensando en ser papá quizás te convenga saber que la dieta alimenticia es importantísima a la hora de concebir un bebé. La mayoría de casos que se dan por infertilidad vienen estrechamente ligados a la calidad y cantidad del esperma masculino. Debido al ritmo de vida que llevamos, el estrés o la falta de una alimentación rica en nutrientes y equilibrada, nuestro organismo se resiente consiguiendo que nos encontremos con ciertas dificultades a la hora de conseguir nuestro sueño por ser padres.

Se ha descubierto que unos de los componentes que nunca deben faltar en la dieta de todo ser humano, pero especialmente para aquellos hombres que se están planteando ser padres, es el selenio y el zinc. Ambos contribuyen, de forma eficaz, en el desarrollo del esperma, consiguiendo que sea abundante y de buena calidad.

El zinc es un mineral muy importante para el organismo ya que tiene propiedades antioxidantes. Además ayuda a la maduración de los órganos reproductores a través del aumento de la testosterona. Se encuentra, sobre todo, en alimentos ricos en proteínas ya que queda retenido entre las mismas. Puedes encontrarlo en las carnes rojas, carne de cerdo y cordero, mariscos y algunos pescados. En los vegetales y frutas es más complicado encontrarlo aunque destacan las patatas, el apio y el melocotón, entre otros.

El selenio es también un mineral que ejerce una labor muy importante en nuestro cuerpo. Es antioxidante, protege el corazón, ayuda a neutralizar los radicales libres, estimula el sistema inmunológico e interviene directamente en el funcionamiento de la glándula tiroides. Según las últimas investigaciones parece ser uno de los nutrientes que ayudan a prevenir el cáncer. Lo encontramos en el pan, los cereales, las lentejas, el pescado, los huevos y en las verduras como tomate, cebolla, ajo, apio y brécol, entre otros muchos.

Vía | Mi bebé y yo
Foto | Siempre Feliz


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.