El útero en retroversión o invertido no afecta al embarazo

El útero en retroversión o invertido no afecta al embarazo

Escrito por: Sacra    14 julio 2014     Comentario     2 minutos

El cuerpo femenino está lleno de misterios que, a menudo, sirven de impedimento para que se pueda producir la concepción. En muchas ocasiones sin motivo físico aparente, el deseo de encontrarnos con un embarazo resulta imposible, algo que nos lleva a enfrentarnos a una situación psíquica desesperante. Es por ello que debemos acudir a nuestro ginecólogo para que, después de un minucioso examen, encuentre las causas que puedan originar esta ausencia de gestación.

Hasta hace poco tiempo una de esas causas se creía que era la de tener el útero en retroversión o invertido, es decir, en vez de presentar la posición normal, que es en vertical y ligeramente inclinado hacia adelante, presenta una inclinación contraria, es decir, hacia la espalda. Esta anomalía, en ningún caso impide la gestación ni tampoco supone un impedimento para tener un embarazo y un parto de lo más normal. Pero ¿por qué se produce?

Según las estadísticas, un 20 por ciento de las mujeres tienen el útero en retroversión o invertido, en la mayoría de los casos ni se enteran a no ser que se sometan a un examen ginecológico en profundidad. Esto puede venir por causas totalmente naturales o por alguna afección como la endometriosis, menopausia, tumor en el útero o enfermedades inflamatorias pélvicas.

En la mayoría de los casos no presenta ningún tipo de síntoma, aunque en otros pueden notar ciertos malestares como dolor de espalda, problemas intestinales, incontinencia urinaria o problemas de infecciones en la orina, será entonces cuando tu médico tendrá que valorarlo detenidamente.

Pero en otros casos nos encontramos con que el útero se invierte, precisamente, como consecuencia del embarazo. La mayoría de las veces vuelve a su posición normal alrededor de la semana 12, si no fuera así, posiblemente ya se quedara en esa posición para el resto.

Vía | Bekia Padres
Foto | De peito aberto


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.