Tipos de pujos en el parto: espontáneos y dirigidos

Tipos de pujos en el parto: espontáneos y dirigidos

Escrito por: Maite Nicuesa Guelbenzu    3 marzo 2021     2 minutos

En ocasiones, la mujer empuja a partir del instinto natural que irrumpe como una necesidad pero, en otras, lo hace a partir de las indicaciones externas

El momento del parto queda en el recuerdo de quien, a partir de esa experiencia, comparte este testimonio de vida con su hijo. La escena de un nacimiento también ha sido representada en distintas películas y series. Existe un concepto que quienes han vivido este capítulo vital conocen: los pujos. ¿Qué son y a qué hacen referencia?

Este concepto breve pero intenso en su significado remite a la fuerza de la madre cuando se encuentra en ese momento tan relevante de su biografía. Esta fuerza adquiere formas diferentes como muestran los dos ejemplos que comentamos en Uno más en la Familia.

Qué son los pujos espontáneos y cuáles son sus características

De este modo, los pujos espontáneos son la consecuencia de la propia sabiduría natural. Es decir, es la manifestación del instinto la que propicia esta experiencia.

En ese caso, este hecho es la expresión de una necesidad que se produce durante este proceso vital. Es decir, como su propio nombre indica, es un acto espontáneo que surge de manera natural. Este tipo de vivencia tiene un carácter fisiológico. La sabiduría de la vida se manifiesta en su máxima expresión en este instinto. El propio lenguaje del cuerpo se expresa a través del acto natural de empujar, sin atender a una indicación externa. Generalmente, este tipo de pujos se caracteriza por su brevedad.

Tipos De Pujos En El Parto

Qué son los pujos dirigidos y cuáles son sus características

Pero, además de contar con su propia preparación, quien se encuentra en este momento, no está sola. Está acompañada por los profesionales que atienden el parto. Pues bien, dichos profesionales realizan un acompañamiento que da lugar a otro tipo de pujo. Es aquel que complementa al que hemos mencionado en un primer momento y que es dirigido. En ese caso, la persona escucha distintas indicaciones que le ayudan en ese momento. Los pujos se manifiestan en la segunda fase del parto, en concreto, en el expulsivo.

El acto de empujar, en cualquiera de sus formas, conduce a un objetivo concreto: ayudar al bebé en ese viaje metafórico del nacimiento. Las indicaciones dirigidas son personalizadas, informan a la madre de forma clara. Los profesionales explican a la mamá en qué instante debe realizar los pujos. Existen momentos en los que los pujos surgen de manera natural, pero también se producen otras circunstancias en las que es necesario este refuerzo externo.

Pujos Parto

Este tema está presente en las clases de preparación al parto

Antes del momento del parto, la mujer vive una etapa previa que, entre otros objetivos, propicia el desarrollo de distintos recursos para afrontar ese momento. La asistencia a los cursos de preparación al parto es una experiencia habitual en este contexto temporal. Y, dentro del temario de las sesiones que componen el curso, hay espacio para comentar esta cuestión.

Comentarios cerrados


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.