Los tintes y el embarazo

Los tintes y el embarazo

Escrito por: Leticia   @leticiadelpino    19 diciembre 2010     Comentario     2 minutos

Si eres consumidora de tintes para el cabello y te encuentras embarazada debes prestar atención acerca de la coloración del cabello durante el embarazo.

Diferentes instituciones, organizaciones y universidades han llevado a cabo estudios para relacionar la coloración con el embarazo, y si esto tiene efectos perjudiciales para el bebé, pero ninguno de ellos dio una evidencia científica de que fueran perjudiciales.

Tampoco ningún médico se anima a asegurar que son seguros, sobre todo durante los primeros meses de gestación. En el primer trimestre es cuando el bebé empieza a formar sus órganos. Muchos profesionales aconsejan dejar este tipo de coloración para más adelante o evitar directamente teñirse el cabello.

Hace muchos años, por el 1978 la FDA mandó a colocar advertencias en los envases de los productos anunciando que estos tintes contaban con alquitrán de hulla. Los científicos del Instituto Nacional del Cáncer en Bethsda probaron en roedores que se alimentaban a base de este alquitrán que eran más propensos a contraer cáncer. Pero los componentes no parecían traer efectos secundarios cuando eran colocados a nivel cutáneo.

Mediante otras investigaciones se supo que una muy pequeña cantidad de coloración es absorbida por el cuero cabelludo, metiéndose en el organismo. Por esa razón, los fabricantes de los productos dejaron usar sustancias toxicas empleando en su reemplazo productos naturales.

A partir de esto surge otros pregunta, por más que el cuero cabelludo tenga la capacidad de absorber el tinte ¿los efectos de éste, llegaran hasta el bebé?

Como respuesta podemos decirte que la cantidad es tan pequeña, que difícilmente pueda perjudicar a tu bebé. En estudios de animales donde se emplearon dosis 100 veces mayores no quedó demostrado que afecta al desarrollo normal del feto. Pero estos estudios no fueron llevados a cabo en humanos, así que a manera preventiva es mejor evitar la coloración en el primer trimestre.

Una buena alternativa es el uso de henna, que es un colorante vegetal que no es perjudicial para el bebé.

Vía | Para Ti Mamá
Foto | Flickr – Mer


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.