Supervivencia infantil

Supervivencia infantil

Escrito por: Leticia   @leticiadelpino    25 junio 2011     19 Comentarios     2 minutos

Según un relevamiento hecho por Save The Children el mejor país para vivir es Suecia, mientras que el peor país es Somalia. Los números hablan por sí solos, en países como Suecia mueren 3 de cada mil pequeños al nacer, mientras que en Somalia mueren 180. España se encuentra en el lugar 12, detrás de Eslovenia y junto con Portugal.

    Dentro de esta investigación existen puntos que vale la pena mencionar:

  • El 40 por ciento de las muertes entre niños de menos de cinco años es durante el primer mes de vida.
  • En los países con problemas de desarrollo más de 40 millones de pequeños no tienen la posibilidad de control sanitario básico.
  • En el mundo la cantidad de trabajadores sanitarios es muy baja.
  • En los países empobrecidos una década tres tiene sus partos sin asistencia de una matrona y otras lo hacen totalmente solas.

En países con España existe un índice de mortalidad de 4 por cada mil niños y niñas. En Somalia dos de cada tres niños no asisten a la escuela, en Nueva Guinea solo acuden el 45 por ciento. En Francia, Italia, España y Suiza casi todo los niños completan hasta la escuela secundaria.

Lo que más llama la atención es la diferencia que existe entre los países primeros y los últimos de la lista, lo que debería hacer reflexionar a los gobiernos acerca de la necesidad de crear planes en donde se le brinden a los más necesitados salud y bienestar, tanto en niñas como niños de todas las edades.

En el año 2000 los lideres de los países principales se habían comprometido a reducir el porcentaje de mortalidad infantil en dos tercios para el año 2015, si bien existen 4 millones menos de muerte aun falta mucho por hacer. Además de avances tecnológicos se necesitan buenas políticas de estado.

Vía | Save The Children
Foto | Flickr – Cortins


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.