El sueño infantil

El sueño infantil

Escrito por: Sacra    6 agosto 2009     21 Comentarios     2 minutos

Hablar de sueño infantil significa referirnos a ese periodo diurno o nocturno durante el cual el niño descansa y asimila lo visto y aprendido durante todo el día. Durante ese tiempo maduran física y psíquicamente, de igual modo que va ejercitando un mundo de independencia con respecto a sus padres. El sueño cumple una función reguladora y reparadora en el organismo.

Dormir es un componente muy importante de la vida. Todos necesitamos de la reparación y el reabastecimiento de energía que nos produce el sueño. Los bebés y los niños de hasta dos años pasan la mitad del día durmiendo, eso les ayuda a mantener un buen estado de salud general ya que el sueño influye directamente en las funciones corporales, ayudando al organismo a curarse, a crecer y mantenerse.

Pero el tiempo de sueño es especialmente importante para los niños, tanto como la nutrición o la actividad física. Una de las mayores dudas que se plantean los padres primerizos es cuánto tiempo deben dormir sus bebés. Si bien el recién nacido lo hace durante todo el día, excepto los momentos en los que toma su alimento, paulatinamente irán decreciendo sus horas de descanso diurno a razón de ir necesitando de otras actividades. Pero no sólo la cantidad les afecta, también lo hace la calidad. Una buena combinación de cantidad y calidad les ayudará en el aprendizaje, en el estado de ánimo y hasta en la seguridad.

El sueño consta de dos fases:

  • Sueño REM. El cerebro permanece activo, es la fase más corta dentro del sueño.
  • Sueño NO REM. Es la fase más tranquila y profunda del sueño y, por lo tanto, la más larga.

El sueño de los bebés siempre obedece al mismo orden: sueño REM (liviano y corto) y el sueño NO REM (profundo y largo). Esto quiere decir que, durante toda la noche el bebé recién nacido va transitando por ambos de una manera ordenada y, casi, con igual intensidad. Conforme va creciendo los sueños REM van disminuyendo y el NO REM se hace más largo, debido a esto, poco a poco, consigue dormir más horas seguidas durante la noche. Por eso es muy importante respetar estos intervalos para que se conviertan en costumbre y así sea mucho más fácil que nuestro bebé aprenda un hábito saludable para su sueño.

Vía | Guía Infantil
Más Información | Crecer Bebé


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.