Soñar durante el embarazo es una terapia

Soñar durante el embarazo es una terapia

Escrito por: Sacra    9 febrero 2012     Comentario     2 minutos

Soñar durante el embarazo nos ayuda a liberar tensiones y a enfrentarnos a nuestro mundo interior

Aunque en muchas ocasiones no lo recordemos, o se nos olvide nada más poner un pie en el suelo, todos soñamos y todas las noches. Los sueños nos preparan para todo aquello que nos preocupa, nos dan respuestas y aminoran las ansiedades y angustias que nos provoca la vida diaria.

Y si esto sucede en épocas normales de nuestra vida, mucho más cuando nos encontramos embarazadas. La duda de si estará bien nuestro bebé, si hacemos lo correcto, si el parto se presentará sin incidencias… Es por esto que, aunque no lo sepamos, soñar nos va preparando para que este proceso se desarrolle con normalidad. Es una dulce terapia que nuestra propia naturaleza nos inocula, directamente, en nuestro ánimo.

Aunque muchas veces son más pesadillas que sueños, lo que conseguimos es ir superando y digiriendo nuestros propios temores hasta normalizarlos. Es interesante que aprovechemos esas ocasiones en las que recordamos nuestros sueños para analizarlos detenidamente. Para ello podemos utilizar varias técnicas: anotarlos nada más despertar, escribe todo tipo de detalles y la sensación que te produjo. Puedes comentarlo, también, con tu pareja, quizás descubras que él también sufre de “visiones extrañas”.

Debes tener la total seguridad que cada detalle, por grotesco o temeroso que parezca, viene a ayudarte a superar esos momentos de tensión e incertidumbre que se producen durante la época de gestación, especialmente cuando el alumbramiento se acerca.

Analizar tus sueños te ayudará a conocer más tu mundo interior y a reflexionar sobre ti misma, pudiendo solucionar o enfrentarte a algunos de los temores que te han ido acompañando a lo largo de tu vida. Y no olvides que tu bebé, desde la semana 12, también tiene sus propios sueños que, seguramente, estarán relacionados con la paz que le produce su particular mundo interior.

Vía | Crecer Feliz
Foto | Embarazo y parto


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.