Reptar antes de gatear: beneficios para el bebé

Reptar antes de gatear: beneficios para el bebé

Escrito por: Maite Nicuesa Guelbenzu    30 marzo 2021     2 minutos

El gateo es una etapa muy importante del desarrollo infantil, pero antes de ese momento, el niño aprende a reptar y descubre el entorno con seguridad

Existen distintas etapas del proceso de crecimiento que son importantes en el desarrollo infantil. Aprender a caminar es un aprendizaje relevante para el niño, pero antes de dar el primer paso, ha logrado otros objetivos que hicieron posible ese proceso. El gateo es un ejemplo de ello aunque, antes de ese periodo, aprende a reptar. A través de esta experiencia, se posiciona ante el espacio desde un nuevo lugar.

Ejercita su coordinación corporal y su libertad de movimiento para desplazarse por el entorno. Cada niño experimenta su propio ritmo de aprendizaje, pero esta es una etapa que puede comenzar en torno a los 7 meses, aproximadamente. El bebé recorre distancias pequeñas y empieza a prepararse para la siguiente etapa. ¿Cuáles son las ventajas que ofrece este tiempo anterior al gateo?

1. Seguridad

El bebé amplía su experiencia previa con el logro de nuevos objetivos que alimentan la autoconfianza. Dicha seguridad no solo es el resultado de una mayor autonomía, sino de un entorno que está adaptado a las necesidades del bebé. De este modo, se desplaza en un espacio libre de obstáculos.

2. Movimiento libre

Este es otro de los efectos directos que produce esta experiencia. Esta forma de desplazamiento propicia el contacto con el suelo. Esto estimula los sentidos de un niño que descubre el entorno a través de los datos y estímulos que percibe mediante sus sentidos.

3. Coordinación física

Reptar es una acción que implica un esfuerzo. Sin embargo, el bebé encuentra la forma de moverse para llegar a un punto próximo. La coordinación física que implica a distintas partes del cuerpo también es importante al aprender a andar.

4. Desarrollo de la fuerza

El bebé aprende a reptar cuando se siente preparado para ello. Pero, a su vez, es positivo que los padres propicien esta experiencia. Y a partir de este proceso, el peque ejercita su fuerza. Este movimiento también fortalece la columna vertebral y la musculatura.

Reptar Antes De Gatear

5. Desarrollo psicomotor

El niño adquiere nuevos aprendizajes, supera retos que marcan un punto de inflexión en su desarrollo y suma vivencias significativas a partir del ensayo y el error. Adopta nuevas posturas corporales.

6. Propiocepción

Como hemos comentado, el bebé se sitúa en el espacio desde un punto de vista diferente. De este modo, ejercita el sentido de la orientación. En esta etapa, también adquiere un significado práctico el siguiente término: propiocepción. A través de este sentido, el ser humano sabe dónde se encuentra cada parte de su cuerpo, incluso cuando no observa una zona directamente.

Este sentido también se ejercita en esta etapa del desarrollo infantil, ya que reptar es una acción que está directamente vinculada con el movimiento y la fuerza.

Por tanto, reptar antes de gatear es una experiencia muy beneficiosa para los bebés.


Comentarios cerrados

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.