Rabietas, pataletas y berrinches

Rabietas, pataletas y berrinches

Escrito por: Belén    21 enero 2009     7 Comentarios     2 minutos

Como casi todos los papás con niños de dos años, nos encontramos inmersos en la etapa de las rabietas. Ya llevamos así más de un año y tenemos la suerte de que no son diarias y que con el tiempo vamos aprendiendo a sobrellevarlas mejor. Aún así, en ocasiones es desquiciante.

Según nos cuentan los que saben, las rabietas son un medio para conseguir un fin. El niño aún no tolera la frustración y no es capaz de verbalizar correctamente sus deseos y emociones. Hasta que no alcance esas metas, las pataletas seguirán formando parte de nuestra vida, aunque sea consciente de que no conseguirá lo que quiere con ellas. Entonces, ¿Qué podemos hacer los padres?

Lo primero garantizar la seguridad del niño. Muchos no se conforman con llorar y gritar, además dan golpes incluso a sí mismos. Puedes sentarle encima de tí y abrazarle con firmeza y cariño, claro, hasta que se le pase.
Hay que mantenerse firme y tranquilo, que el niño no consiga lo que quiere con el berrinche y que no logre sacarte de tus casillas.

Intenta ofrecerle otras alternativas y hacerle ver que mientras chille o llore no le harás caso. En cuanto notes que la intensidad baja, aprovecha para distraer su atención, cambiarle de lugar o hablarle de otra cosa. Por mucho que cueste, olvida que estás enfadado tan rápido como él, no le recuerdes la pataleta porque posiblemente ni sepa de lo que hablas.

Cuando la rabieta es en un lugar público, ignorarla es mucho más dificil, piensas que todo el mundo está juzgándote. Plantéate que te importa más, lo que piensen unos desconocidos o que tu niño aprenda que no conseguirá nada poniéndose en ese plan. Paciencia y complicidad entre los padres, este periodo pasará, aunque se nos esté haciendo eterno.

Más información | Ser Padres


2 comentarios

  1. constanza dice:

    yo tengo una pequeña hija llamda camila. ya tiene 2 años y ella rie,juega,camina,llora y es muy cariñosa. pero a veces tiene sus berrinchitos. lo que yo hago es ignorarla pues se calma sola. por ejemplo ayer en el supermercado, le dio un fuerte berrinche(no queria irse), simplemente la ignore y la carge claro que todos me miraban pero tengo que educarla. despues ella me dice “ya se me paso mi pataleta mami” y nso vamos.

  2. Belén dice:

    Constanza, lo único que puedo decirte es que terminan pasando, cada vez son menos frecuentes hasta que desaparecen. Yo creo que la gente no nos mira tanto como pensamos y realmente no importa que miren, si son padres nos entienden y si no han pasado por esta etapa es dificil que puedan decir algo. Sólo necesitas paciencia y buenos brazos para poder levantar a la niña y llevártela. Qué rica Camila que te avisa de que se ha calmado, supongo que eso quiere decir que va entendiendo que no tiene que hacerlo. Gracias por compartirlo, un saludo,

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.