¿Qué es el estilo de crianza democrático y qué beneficios aporta?

¿Qué es el estilo de crianza democrático y qué beneficios aporta?

Escrito por: Maite Nicuesa Guelbenzu    30 noviembre 2019     3 minutos

La infancia es una etapa muy importante de la vida del ser humano, por ello, el estilo de crianza de la niñez produce una huella tan notable en los adultos

Cuando una pareja forma una familia, comienza una nueva etapa. Durante el embarazo o incluso con anterioridad a ese momento, conviene reflexionar sobre cuestiones que tienen que ver con este proyecto compartido en común.

Por ejemplo, cuál será el estilo de crianza principal con el que acompañarán a los hijos. Existen distintos estilos y en este artículo compartimos cuáles son las características de uno de los más positivos: el democrático.

Un estilo de crianza positivo

Conocer este método no significa llevarlo en su totalidad a la práctica, tal vez encuentres alguna idea que te inspire y que prefieras complementar con otras propuestas educativas. Padres y madres que adoptan este planteamiento son cercanos y empáticos con sus hijos, pero no caen en el efecto de la permisividad constante como ocurre en el tipo de crianza que tiene ese nombre.

Las normas ayudan a los niños a crecer en un entorno seguro cuando dichos límites son concretos. A través del descubrimiento de estos principios, los niños aprenden el significado concreto no solo de dichas normas, sino también, que el cumplimiento o la ruptura de una norma produce un efecto específico. Este tipo de crianza se distancia del modelo permisivo, pero tampoco se identifica con el rol de los padres autoritarios.

Los padres autoritarios tienden a ser más inflexibles en su punto de vista, por el contrario, la crianza positiva o democrática pone en valor el componente práctico de diferentes conceptos de inteligencia emocional: acompañamiento, escucha, caricias emocionales, empatía, asertividad… Padres y madres que eligen el estilo de crianza democrático reflexionan sobre cuáles son aquellos límites que quieren mantener en la educación de su hijo. Pero dichos límites tienen un porqué que es más reflexivo y razonado que aquel que parte de un argumento autoritario.

Tanto el estilo de crianza permisivo como el autoritario, cada uno por razones diferentes, potencia la inseguridad en el niño. Por el contrario, el estilo de crianza democrático permite a los niños crecer en un entorno en el que aprenden a partir de su experiencia, pero contando con la cercanía de sus padres. En un hogar marcado por una educación autoritaria también existen normas (de hecho, son mucho más numerosas), sin embargo, la visión que padres y madres tienen de estos límites es diferente desde la perspectiva de una crianza democrática que cuida la autoestima del niño.

Educar Con Inteligencia Emocional

Una crianza con inteligencia emocional

¿Existe un único modelo de crianza que sea adecuado para acompañar al niño? Por ejemplo, también puedes encontrar algunos instantes para ser permisivo. Pero sí es importante priorizar un estilo principal, dando protagonismo a aquel que potencia la mejor versión de los padres desde el punto de vista del ejercicio de su responsabilidad y, también, que ayuda a crecer a los niños en un espacio de felicidad. Y, en relación con este asunto, cada protagonista debe reflexionar sobre cuál es ese estilo de crianza.

¿Cuáles son los beneficios del estilo de crianza democrático? Este tipo de crianza produce un recuerdo agradable en quienes crecieron en un hogar cuyos padres dieron valor a la palabra, a la demostración de sentimientos, al tiempo compartido en común, a los juegos, el diálogo y la reflexión.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.