¿Qué es y cómo se manifiesta la angustia del octavo mes?

¿Qué es y cómo se manifiesta la angustia del octavo mes?

Escrito por: Maite Nicuesa Guelbenzu    30 julio 2021     3 minutos

La angustia de los ochos meses hace referencia al inicio de una etapa en la que el bebé muestra una mayor intranquilidad cuando se separa de sus padres

El bebé experimenta una evolución a lo largo de su crecimiento que es un reflejo de su desarrollo. En torno al octavo mes de vida el niño experimenta una etapa en la que muestra intranquilidad cuando se separa de sus principales figuras de referencia.

Incluso aunque el niño se haya mostrado muy cómodo con otros seres queridos antes de este periodo, el miedo a la separación marca un punto de inflexión que forma parte de su desarrollo. Es un ciclo intenso, especialmente, para los padres.

Una etapa importante en el proceso madurativo del niño

Pero dicho periodo tiene principio y final. En este momento, el bebé percibe la separación de un modo diferente que antes, ya que ahora empieza a reconocer a otras personas como seres externos a él mismo. Los padres y madres son una fuente de amor, compañía y protección esencial para el niño que se siente seguro cuando está cerca de ellos. En consecuencia, se siente más vulnerable cuando se alejan y surge el miedo ante el abandono.

El bebé percibe la separación, pero la ansiedad también está condicionada por otros factores propios de esta etapa. En este momento, por ejemplo, el bebé no comprende el significado del tiempo. Por ello, no sabe durante cuántos minutos se va a prolongar una ausencia. Por otra parte, la distancia experimentada en este momento puede producirse incluso en la cercanía del propio hogar. Existe una diferencia entre aquello que se enmarca dentro de su campo visual y aquello que queda fuera del mismo.

Cuando te distancias del bebé durante un tiempo, tú conoces toda la información del contexto. Pero él percibe la situación desde su punto de vista. Así ocurre cuando el niño se muestra intranquilo estando acompañado por un adulto, cuando su madre o su madre se dirigen hacia otra zona de la vivienda. En ese momento, el bebé no percibe visualmente a sus figuras de referencia y, desde su punto de vista, siente el efecto de la ausencia. Esta es una de las razones por las que la etapa es tan exigente para las familias que, por otra parte, deben recordar que se trata de un periodo positivo que forma parte del proceso de evolución del niño.

Angustia De Los Ocho Meses En El Bebe

Miedo al abandono y a los desconocidos

En esta etapa, el bebé diferencia entre aquello que siente como propio y lo que le resulta extraño. Por ello, es posible que llore cuando observa a personas que no conoce. Pero también puede mostrar esta reacción con seres queridos con los que hasta ese momento se ha mostrado tranquilo. Por ejemplo, con los abuelos o con su cuidadora.

La angustia por la separación también muestra el nivel de importancia que las figuras de referencia tienen para el niño. El padre y la madre han cuidado del bebé desde el nacimiento y han atendido sus necesidades. La percepción de la distancia produce un efecto que, por otra parte, forma parte del proceso a través del que el bebé potencia su evolución desde el punto de vista psicológico y afectivo.

Comentarios cerrados


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.