Parto inducido

Parto inducido

Escrito por: Leticia   @leticiadelpino    6 mayo 2009     19 Comentarios     3 minutos

Todas las madres sabemos que lo ideal es que nuestro bebé venga al mundo en forma normal, pero a veces las cosas se complican y aunque no es una situación que se desee es necesario desencadenar una parto en forma artificial, porque seguir adelante con el embarazo puede traer problemas para nosotras o para el bebé.

El parto inducido de recomienda en diferentes situaciones:

  • Rotura de la bolsa.
  • Cuando se rompe la bolsa por lo general empezaran a aparecer las contracciones y empezaras con la dilatación. El equipo médico, en estos casos ordena la internación y se mantiene en observación entre 12 a 24 horas, monitoreando continuamente. Si el parto no empieza en forma natural será necesario provocarlo. Tranquila, cuando se te rompe la bolsa trata de sentarte, ya que la cabeza del bebe actúa como un tapón y evita que sigan perdiendo líquido. A mi me pasó con el segundo hijo y eso me lo recomendó mi partera hasta que llegue al sanatorio.

  • Que el embarazo se prolongue en exceso.
  • Cuando la gestación supera las semana 41 + 3 días y la mujer no inicia el trabajo se recomienda ser inducida.

  • Enfermedades maternas
  • . En ocasiones existen trastornos que sufre la madre, por ejemplo, hipertensión o diabetes. Esto puede llegar a afectar la salud del bebé o de la mamá si el embarazo continúa.

  • Meconio en el líquido amniótico
  • . Si tu médico ve que el líquido se tiñe de meconio, será preciso cortar con el embarazo provocando el parto, ya que esto puede ser un indicador de que el bebé no esta bien.

  • Crecimiento intrauterino retardado (CIR).
  • El feto detiene su crecimiento dentro del útero a un ritmo normal. Esto indica que se está produciendo alguna alteración que no deja que el bebé se alimente de forma correcta.

    Para realizar un parto inducido el obstetra evalúa cada caso en particular y las características que estos presentan. Lo que va a determinar el método para emplear es el estado en que se encuentra el cuello del útero (o cervix). Para saber se usa el test de Bishop, palpando el cuello uterino y teniendo en cuenta cinco características se sabrá que es lo mejor para hacer en el parto.
    El borramiento (longitud del cervix) para que se produzca el parto, el cuello tiene que ser fino y delgado.
    La consistencia: para que el parto evoluciones el cuello del útero debe encontrarse blando.
    La posición del cerviz con respecto a la vagina. En el parto se debe encontrar bien centrada.
    La dilatación, que puede ir de 0 a 10 centímetros.
    La distancia a la que se encuentra la cabeza del bebe de la salida del canal del parto.

    Cuanto más favorable este el cuello del útero, más simple será a inducción. En función de estas características se empleara un método u otro para provocar el parto.

    En algunas ocasiones no se puede inducir al parto y en estos casos es necesario realizar una cesárea.

    Fuente | Revista Ser Padres Hoy


    Deja un comentario

    Parece que tienes habilitado AdBlock.

    La web podría no funcionar bien
    si no lo deshabilitas.