Papá tiene celos del bebé

Papá tiene celos del bebé

Escrito por: Manzano Azul    29 agosto 2009     2 Comentarios     2 minutos

Con el nacimiento del pequeño, es natural que se convierta en el centro de atención en el hogar y que la madre se muestre especialmente solícita con el bebé, por su indefensión y necesidades; en tales casos, muchos padres se sienten un poco desplazados o relegados del lado de su compañera, aunque pocos se atreven a reconocerlo y manifestarlo.

Muchas veces se trata de un temor previo, que surge en el padre durante el embarazo de su mujer, al ver como sus cambios físicos y emocionales se pueden convertir en una barrera o representar rupturas en acciones que eran costumbres; algunas parejas cambian su rutina sexual por el embarazo, otras mujeres sufren cansancios y malestares y no pueden prestar atención de la misma forma a su pareja.

Ya nacido el bebé, demanda para la madre la mayor parte del tiempo y las energías, sobre todo durante los primeros meses y es entonces cuando el padre afectado en algún modo por los celos, prefiere encerrarse en sí mismo y mantenerse al margen de la vida familiar, como puede pasar también a un niño mayor con la llegada de un nuevo hermanito. Surgen sentimientos de tristeza y sensación de soledad, por el temor a perder la atención que hasta ese momento no habían tenido que compartir con nadie.

La madre debe estar pendiente entonces, de su actitud frente a su pareja cuando la estén solicitando, y no hacer que su marido se sienta rechazado al tiempo que acapara para sí misma el papel de mamá como sinónimo de poder. Es más conveniente aceptar la ayuda de su pareja y hacerle partícipe del cuidado del niño, ya que mientras compartan la situación él no se sentirá excluido ni relegado.

Será cuestión de paciencia, mientras los dos padres se acostumbran a la presencia del pequeño y pueden reestablecer sus lazos íntimos, cuando la madre se sienta recuperada del parto. El diálogo es invaluable en estos casos, ya que permitirá a la pareja expresar sus sentimientos y temores y les enseñará a compartir el rol de padres y a superar la sensación de desplazamiento, ya que tener un hijo es una circunstancia normal en un hogar y no significa que ya no habrá tiempo para procurarse atenciones.

Fuente l Salud y Medicinas


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.