Padres preocupados por el sueño del bebé (1)

Padres preocupados por el sueño del bebé (1)

Escrito por: Sacra    17 febrero 2009     9 Comentarios     2 minutos

Uno de las grandes preocupaciones de los nuevos padres es el sueño del bebé. ¿Duermen suficientes horas?, ¿lo hacen en un ambiente adecuado?, ¿cuál es la mejor postura?, ¿de qué modo afectan nuestros hábitos en su descanso?… Pequeñas o grandes incógnitas que hacen que nuestra labor de cuidadores se vea, a menudo, tambaleada por un sinfín de dudas. Evidentemente, el ritmo en el descanso de nuestro retoño irá en función de su propia naturaleza, de sus inquietudes, del propio ambiente…

Durante muchos años se pensó que la mejor postura para el descanso del recién nacido era boca abajo, así se evitaban pequeños problemas con la digestión, la regurgitación y, posterior asfixia. En la actualidad se aconseja la postura boca arriba o de lado ya que se ha demostrado que, en la mayoría de casos de muerte súbita, el bebé dormía boca abajo.

En las primeras semanas de vida el bebé duerme ajeno al resto del mundo. Es decir que, si bien agradece un ambiente tranquilo y sin excesivos ruidos, es capaz de concentrarse en su mundo onírico con total tranquilidad. Con el tiempo iremos enseñándole a diferenciar el día de la noche por lo que será conveniente que duerma en una habitación más oscura.

Sus horas de sueño, al principio, suelen ser entre toma y toma, es decir, más o menos, unas 18 horas al día. Estas horas irán descendiendo al mismo ritmo que nuestro bebé va creciendo, por lo que se estima que a los 12 meses dormirá de 12 a 14 horas diarias. Hay que tener en cuenta que un niño que no cumple sus horas de descanso se siente más molesto e irritable, repercutiendo, a su vez, en su desarrollo. No hay que olvidar que durante el sueño es cuando se segrega la hormona del crecimiento, llamada Somatotropa o GH.

Via I el bebe


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.