No estás enferma, estás embarazada

No estás enferma, estás embarazada

Escrito por: Alina    14 diciembre 2008     6 Comentarios     2 minutos

¿Cuántas veces habéis escuchado esta frase? Pues yo muchas, y aunque es cierto que cuando estás embarazada, no estás enferma, también lo es que no todos los embarazos son iguales – ni si quiera los de una misma mujer – y que podemos tener embarazos mejores o peores. Conozco a chicas que han tenido embarazos estupendos trabajando hasta el último día y otras que han tenido que estar de baja mucho tiempo. Y no por eso somos más o menos valientes o más o menos quejicas.

Aunque no es una enfermedad, sí que tenemos que llevar un cierto control. Debemos cuidar nuestra alimentación (por ejemplo, si no hemos pasado la toxoplasmosis no podremos tomar carne poco hecha o embutidos frescos como el jamón serrano o el chorizo, todo tiene que estar bien cocinado). A esto le sumas que precisamente por la toxoplasmosis tendremos que tener cuidado con los gatos y lavar bien las verduras y las frutas antes de tomarlas.

Además, tenemos que evitar bajadas de azúcar, ya que una hipoglucemia en una embarazada conlleva riesgo de aborto. No podemos tomar mayonesa casera y todo lo que lleve huevo tiene que estar bien hecho porque no podemos permitirnos una salmonelosis.

Es importante llevar un control periódico de la tensión para que ante cualquier signo de hipertensión acudir al médico, ya que es uno de los síntomas de la preeclampsia. Tampoco podemos estar mucho tiempo de pie o mucho tiempo sentadas por la circulación, los dolores de espalda o los edemas en pies y piernas. Se recomienda caminar a menudo, evitando los tacones altos y llevar ropa cómoda y que no apriete.

A partir de la semana 27, en muchas compañías aéreas no nos permitirán viajar y tenemos que colocarnos perfectamente el cinturón de seguridad en los automóviles para que en caso de colisión no suframos daño.

Pero esto es suma y sigue, nuestra tripa se puede estriar, podemos sufrir calambres por las noches, nos pueden salir hemorroides, tener mareos porque tenemos la tensión más baja, no podemos cargar peso ni hacer esfuerzos físicos,…Si además tenemos vómitos intensos podemos llegar a ser incluso ingresadas en un hospital,…

Foto | Interarteonline


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.