Un niño sordo de dos años oye a su madre por primera vez

Un niño sordo de dos años oye a su madre por primera vez

Escrito por: Sacra    7 junio 2012     3 Comentarios     2 minutos

Gracias a un trasplante coclear, Cooper oye a su mamá después de dos años de sordera

Como si se tratara de un milagro y, de repente, todo el universo gritara en una dulce algarabía jocosa, el pequeño Cooper, a sus dos años de edad, puede escuchar por primera vez la voz de su madre. Todo ha sido grabado en un emotivo video donde la reacción del pequeño es todo un ejemplo de alborozo al sentir que esos sonidos, a los que estamos tan acostumbrados que apenas reconocemos como nuestros, son todo un símbolo de auténtica alegría.

Ha sido gracias a un implante coclear ya que el pequeño sufría sordera congénita desde su nacimiento. Y es que no podemos obviar que, sólo en España, nacen al año más de 2.500 niños con problemas auditivos.

Y todo ha sido gracias a la ciencia. Ya hace tiempo que las personas sordas pueden ser intervenidas quirúrgicamente para aumentar o mejorar su audición. La mayoría de ellas lo hacen a través de la implantación de un audífono, también llamados como oídos biónicos. Esto les permite acceder al mundo de los sonidos y, en el caso especial de los niños, desarrollarse con mayor naturalidad, especialmente en el habla.

Pero la reacción de Cooper ante la voz de su madre no tiene ningún desperdicio. Primero se siente como invadido, extrañado, incluso intenta quitarse el audífono de la oreja. Después, cuando logra identificar su nombre, los saludos de su madre e, incluso, sus órdenes, todo en él se convierte en pura alegría.

Hace unos años ya vimos circulando por Internet el video de la reacción de un bebé de ocho meses que escuchaba por primera vez. Ahora os dejo con Cooper y su maravilloso milagro.

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=Pw6kljGvSwU

Vía | Cadena Ser
Foto | La patilla


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.