Nacimiento Lotus, mantener al bebé unido a la placenta tras el parto

Nacimiento Lotus, mantener al bebé unido a la placenta tras el parto

Escrito por: Belén    18 septiembre 2010     5 Comentarios     2 minutos

Después de casi dos años buscando información para este blog y los que ya llevaba buscándola para mí misma, de vez en cuando aún encuentro alguna sorpresa sobre maternidad o bebés. Hasta hace unos días el Lotus birth o nacimiento Lotus ni siquiera sabía que existía. He estado indagando y puedo contaros algo sobre ello. Algunas partes pueden generarte rechazo si eres muy sensible.

El nacimiento Lotus es la práctica de dejar el cordón umbilical sin cortar, de forma que el bebé queda unido a la placenta hasta que se separa naturalmente por el ombligo; exactamente como sucede al cortarlo, entre tres y diez dias después del parto. El contacto prolongado puede ser visto como un tiempo de transición, permitiendo al bebé separarse del cuerpo de su madre lenta y amablemente. Esta es la definición que da la Dra. Sarah Buckley en Pregnancy Magazine en la edición de primavera de 1988.

Esta doctora, Jeannine Parvati Baker, y Shivam Rachana son las impulsoras de esta práctica. Según la primera el nombre procede de la primera mujer que lo hizo en 1974, Clair Lotus Day, quien estando embarazada vió que una chimpancé actuaba así, pensó sobre ello y decidió dejar que la placenta de su hijo se desprendiera sola. También hacen referencia a que ya lo hacían los pioneros americanos y algunas culturas orientales.

Los argumentos de los que practican el nacimiento Lotus son que la placenta es una fuente de oxígeno, células madre, anticuerpos, etc. beneficiosos para el bebé. Según dicen, cortar el cordón es privar al niño de todo eso. Además afirman que el corte del cordón es traumático y que si no se hace los pequeños no lloran y están más tranquilos. Como no podía ser de otro modo, también hacen referencia a la excelente salud física y mental de sus retoños.

La placenta se va degradando rápidamente, y la conservan poniéndola en un recipiente, lavándola y bañándola en agua con sal y aceites esenciales. Una vez que se desprende o bien la entierran y plantan encima un arbolito, o bien la utilizan para hacer sales que luego se comen.

Sarah Buckley que según su web es doctora en medicina de familia, con cualificación para la obstetricia y la planificación familiar, es autora del libro “Nacimiento Lotus, un ritual para nuestro tiempo“. En él cuenta como puso en práctica este método con alguno de sus hijos y afirma que unos recuerdan la dolorosa experiencia del corte del cordón y otros el haber estado unidos a la amorosa placenta. Podeís leer un extracto en Crianza Natural.

No puedo resistirme a comentar sobre el nacimiento Lotus, pero lo dejo para otro artículo o este será muy largo.

Foto | Unfolding Lotus


3 comentarios

  1. Interesante. Yo creía que los primates y en genral los mamíferos acababan cortando el cordón con los dientes………. De todas formas es evidente que no existen verdaderos estudios sobre las implicaciones de esta práctica y si en el futuro se extiende sería interesantísimo seguirlos efectos de cerca….. podríamos tener muchas sorpresas……

    • Belén dice:

      María, pues sí, eso es lo que yo pensaba también y creo que es lo que sucede, usan sus dientes y en el caso de algunos primates incluso algún instrumento para cortar el cordón.
      A mi me da un poco de miedo lo de ver los efectos, la palabra infección es la primera que viene a mi cabeza. Pero se extenderá, sin duda y podremos comprobarlo.
      Gracias por dejarnos tu opinión. Un saludo

  2. Gaby dice:

    Pero yo leí que el cordón umbilical es bueno conservarlo porque luego se pueden usar para varios métodos médicos (como curar la leucemia) ¿Con esto no se pierde?

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.