Los miomas y el embarazo

Los miomas y el embarazo

Escrito por: Sacra    8 septiembre 2015     Sin comentarios     2 minutos

Los miomas son pequeños tumores que crecen en el útero o miometrio y que se desarrollan debido a la producción de estrógenos. Son totalmente benignos y no suponen ningún problema para la mujer, sólo en casos aislados pueden provocar algún tipo de hemorragia o convertirse en malignos. En cualquier caso deben estar bajo la vigilancia de tu ginecólogo.

Pero ¿suponen algún problema para quedarte embarazada? En principio no, e incluso en muchos casos una vez has conseguido el embarazo suelen remitir o bajar de tamaño. De todos modos es el especialista el que debe llevar un control exhaustivo, comprobando su evolución a lo largo de la gestación. Pero, en otros casos, podría ser que sí existiera un problema para quedarse embarazada, entonces habría que recurrir a la eliminación de los mismos.

Será tu médico el que decida como tratar los miomas ya que existen distintos métodos: la extirpación, a través de la cirugía, o con fármacos. Eso siempre que hayas pensado en quedarte embarazada y supongan un impedimento para ello. En el caso de que ya estés embarazada cuando te los hayan detectado, la actuación cambia.

Puede ser que hayas tenido miomas anteriormente y no te hayas enterado, una vez te has quedado embarazada, y debido a los estrógenos que crea tu cuerpo, el tamaño de los miomas puede variar. En algunos casos aumenta, pero también hay otros en los que se mantienen y otros en los que, incluso, se reduce. Pero, insistimos, será el ginecólogo el que controle la evolución del mioma a lo largo del embarazo.

Los miomas pueden alterar el desarrollo del bebé e, incluso, complicar el momento del parto. Por eso dependiendo de donde estén localizados habrá que plantearse realizar una cesárea, ya que podría obstaculizar la salida del bebé.

Vía | Guía del niño
Foto | Ignis natura


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.