Menor flujo sanguíneo cerebral en los bebés prematuros

Menor flujo sanguíneo cerebral en los bebés prematuros

Escrito por: Sacra    11 diciembre 2017     Sin comentarios     3 minutos

Una investigación realizada en Estados Unidos ha visto que los bebés que nacen de forma prematura pueden tener distintos problemas en su desarrollo cerebral.

Cada día se van descubriendo más perjuicios y problemas de salud que se producen a raíz de un nacimiento prematuro. Aunque, afortunadamente, la ciencia va encontrando soluciones y medidas sanitarias para que el efecto se minimice al máximo, todavía quedan muchos misterios que resolver, y que únicamente forman parte de la naturaleza y el propio desarrollo humano.

Una nueva investigación, realizada en Estados Unidos, nos llega en torno a este tema. En ella se ha comprobado como el flujo sanguíneo, en determinadas zonas cerebrales del bebé prematuro, no fluye con la normalidad que debiera por lo que provocará ciertos problemas a nivel neurológico a lo largo de su vida.

A menos fluido sanguíneo, menor desarrollo cerebral

Según los autores del estudio: “El desarrollo alterado de la ínsula y la corteza cingulada anterior en los recién nacidos puede representar señales tempranas de advertencia de los bebés prematuros con mayor riesgo de trastornos del desarrollo neurológico a largo plazo.”
Se trata de una investigación realizada en el Laboratorio de Investigación del Cerebro en Desarrollo, en el Sistema Nacional de Salud Infantil, en Whasington, Estados Unidos. A la cabeza de dicho estudio se encuentra la doctora Catherine Liperopoulos, que ha querido comprobar cual era el impacto del nacimiento prematuro en el cerebro del bebé y qué diferencias físicas presentaba con respecto a los llegados a término.

Para poder llevar a cabo la investigación se tomaron como muestra a 98 recién nacidos, que nacieron entre junio de 2012 y diciembre de 2015, de forma prematura, todos ellos lo hicieron antes de la semana 32 de gestación, y pesaban menos de 1 kilo y medio. A estos bebés se les emparejaron con 104 que sí habían nacido en la fecha prevista y completando todo su desarrollo gestacional.

A todos ellos, y mientras dormían, se les realizó una resonancia magnética para comprobar si el fluido sanguíneo cerebral era el mismo en todos ellos o si existía alguna diferencia significativa, comprobando que, tal y como se temía, este flujo, que es el encargado de llevar el oxígeno y hacer madurar convenientemente las distintas capaces cerebrales, no era igual en ambos casos. Mientras que en los bebés nacidos en su tiempo, tenían un flujo igual en toda su estructura cerebral, los prematuros tenían zonas en las que era menor o, casi, inexistentes.

desarrollo cerebral del bebé prematuro

La zona más afectada, la que controla las emociones

Durante el tercer trimestre del embarazo la estructura cerebral de los bebés crece de forma sorprendente, por eso si este proceso es interrumpido, no recibiendo los beneficios que provoca el vientre materno, esas estructuras pueden verse dañadas, dejando graves secuelas para su vida posterior.

Lo que pudieron observar los investigadores era que la zona más afectada por la no llegada de bastante fluido sanguíneo, era la ínsula, lugar en el que se experimentan las emociones. También se encontró una deficiencia en la corteza cingulada anterior, el área involucrada en el desarrollo cognitivo; y la corteza auditiva, la que decodifica los sonidos.

Vía | Redacción Médica
Fotos | Materna y Sunt mamica


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.