Más cosas que no entiendo de los productos para bebés

Más cosas que no entiendo de los productos para bebés

Escrito por: Belén    18 diciembre 2010     3 Comentarios     3 minutos

Ayer comentaba algunas cosas que me sorprenden de los productos para bebés, y como decía al final, no he tenido que pensar mucho para acordarme de más. Por ejemplo, si los bebés deben dormir sin almohada porque es un riesgo de muerte súbita, ¿porqué todos los juegos de sábanas de cuna incluyen una monísima funda de almohada?. Los padres más mañosos les dan utilidad, las utilizan para guardar ropa y que no amarillee, para guardar juguetes o como adaptador para la bañera. En la página de Ana Durán tienes algunas ideas.

Los cochecitos de bebé tienen que cumplir unas medidas de seguridad, lo entiendo, pero ajustándose a ellas ¿porqué los fabricantes se empeñan en que necesitemos las dos manos para plegarlos?. Dos situaciones comunes, el autobús va lleno y puedes subir pero sólo con el carrito plegado. Perfecto, coges al niño en brazos, pero ¿cómo pliegas el coche con una sóla mano y entre 4 y 10 kilos en un brazo?. Lo mismo si necesitas tomar un taxi, o dejas al niño en el asiento, cosa no muy recomendable, o le pides al amable taxista que le sostenga un momento, ¡que apuro!.

Siguiendo con los cochecitos, no entiendo que haya cucos que se quedan pequeños a los 3 meses. La recomendación es que los bebés vayan tumbados hasta los 6 meses y, aunque muchas veces evoluciona más rápido y le puedes sentar reclinado antes de esa edad, lo lógico sería que tuvieramos opción de llevarle tumbado, ¿no?.

Tengo más dudas respecto a la ropa de bebé, como los lacitos. Son muy monos, pero inútiles porque son un riesgo para el pequeñín y hay que quitarlos, entonces, ¿para que ponerlos?. O cuando la dependienta me dice “llévate uno más grande que da poca talla”, ¿cómo es posible que no se unifiquen las tallas de bebé? Es mucho más fácil que en los adultos, los niños tienen un crecimiento muy similar hasta los 3 años, se sabe que tamaño corresponde a un bebé grande y cual a uno pequeñito, no veo el problema.

Otro tema que quizá sea una paranoia mía, son las sillas de seguridad. Cada vez que en las noticias dicen que un padre no ha podido rescatar a su hijo del coche, pocas veces afortuadamente, me pregunto que haría en esa situación. Hay un accidente o lo que sea que obliga a sacar rápido a los niños, los más pequeños llevan arnés por lo que además de apretar el botón hay que sacar los bracitos, y con nervios no es fácil. Para mí sería más lógico que los sistemas de retención infantil tuvieran un “botón de pánico”, algo simple que liberara al bebé ante una emergencia, al estilo del botón que corta la corriente del coche.

En un tono más frívolo y ya que estamos con las sillitas del coche, ¿cuánto costaría cubrirlas con una funda lavable?. O ¿porqué hay cambiadores de viaje que no se pueden lavar?. Como decía ayer, son muchas las cosas que no entiendo de los productos para bebés. Seguro que a tí te pasa lo mismo, ¿nos lo cuentas?

Foto | Flickr-Pink Stock Photos


2 comentarios

  1. Ana dice:

    PUNTUALIZO: mi silla del coche de grupo 1 tiene opción a comprarle una funda lavable, yo no la tengo porque la propia silla del coche es desenfundable y cuando lo he necesitado la he quitado y la he metido en la lavadora, y perfecto. AÑADO 1: No entiendo porque las sillas de coche grupo 1 son casi todas unos trastos de impresión tanto en volumen como en peso, es lo menos manejable que se ha inventado. AÑADO 2: porque la mayoría de los cochecitos vienen con unos capazos enormes que tienes que ir pidiendo paso a cada paso que das, y algunos encima pesan una barbaridad. AÑADO 3: porque te venden todo tipo de sistemas caros de esterilización cuando a mi hijo solo le esterilizé los chupetes durante la cuarentena y no ha tenido ni una sola gastroenteritis.

  2. Belén dice:

    Ana,
    Tienes razón con lo de las fundas de la silla del coche, que algunas no se desenfunden no quiere decir que ninguna lo haga. REspecto a las de grupo 1, totalmente de acuerdo. Lo de los capazos, unos por muy grandes y otros por diminutos, el caso es que no dan con el bueno. La esterilización mientras se laven muy bien e inmediatamente no sería necesaria. Si quedan restos de leche puede ser un problema en los más chiquitines.
    Muchas gracias por tus aportaciones, es bueno saber que no soy la única que cree que hay cosas sin sentido para bebés. Un saludo

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.