Manualidades con niños: Murciélagos para Halloween

Manualidades con niños: Murciélagos para Halloween

Escrito por: Belén    29 octubre 2010     4 Comentarios     2 minutos

Halloween ha llegado y aunque aún hay quien resiste su arrolladora presencia, muchos niños han ido esta mañana disfrazados a la guardería. Llevan unos días preparando la decoración, haciendo manualidades sobre calabazas, fantasmas, brujas, esqueletos y murciélagos (palabra especialmente dificil de pronunciar para los peques, que curiosamente coinciden en llamarlos murciégalos). Ya que ellos están tan metidos, podemos aprovechar el puente para seguir con el tema.

Hoy os proponemos decorar la casa con unos simpáticos vampiros voladores. Necesitareís dos globos negros, cinta adhesiva negra, cartulina blanca y negra, tijeras y un cordón negro. Realmente no hay motivo para no hacerlos en otro color, unos murciélagos rosa o azules pueden quedar igualmente decorativos y no ser tan siniestros.

Infla los dos globos, uno de ellos más grande que el otro, pueden ser de 30 y 20 centímetros aproximadamente, y ciérralos con un nudo. Une ambos globos por los nudos con la cinta adhesiva negra. En la cartulina blanca dibuja y recorta dos óvalos. Serán el fondo de los ojos. Haz también dos triángulos que serán los afilados colmillos del vampiro. Con la cartulina negra diseña dos alas de murciélago de tamaño proporcional al globo más grande. Recorta también dos círculos que serán los ojos y dos pequeños triángulos que formarán las orejas.

Pega las alas en la parte lateral del globo mayor ligeramente altas con la cinta adhesiva. Haz lo mismo con las ojos, pegando los pequeños círculos negros sobre los óvalos blancos y estos a su vez en el globo pequeño. Pega los colmillos por debajo de los ojos y sólo por un lado para que queden colgando. Sólo queda pegar las orejas, por encima de los ojos, en la parte superior de la cabeza (globo pequeño). Ya tienes un temible vampiro. Si quieres colgarlo puedes atar el cordón a la unión de los dos globos o pegarlo con cinta adhesiva cerca del nudo pero en la parte superior del globo grande.

Como decíamos antes, puedes jugar con los colores y los diseños de las caras. El bebé puede ayudar porque no hay peligro excepto con las tijeras, pero teniendo cuidado incluso pueden participar al recortar.

Vía | Amy Michelle


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.