La madre perfecta para tus hijos eres tu

La madre perfecta para tus hijos eres tu

Escrito por: Belén    26 abril 2015     20 Comentarios     2 minutos

Hace unos días hablaba con una amiga respecto a la educación de nuestros niños mayores, están en Primaria y comienzan a sentir la presión social por parte de algunos compañeros. Nos hablan del peso, de sus habilidades deportivas, de si llevan o no la ropa adecuada, etc. Las dos coincidimos en que tenemos que intentar darles las herramientas necesarias para que no les importe lo que opinen los demás, para que eso no les condicione en su forma de vivir y entender la vida.

Lo curioso es que difícilmente nos lo aplicamos a nosotras mismas. Si hay una época en la vida en la que una mujer se siente especialmente presionada, después de la adolescencia, es cuando se queda embarazada. Oyes primero si estás o no en la edad, después te llegan todo tipo de comentarios sobre como llevar el embarazo, como parir y como criar a tu hijo. Somos nosotras mismas las que nos proponemos metas inalcanzables y nos provocamos una tremenda frustración al no lograrlas.

Párate un momento a reflexionar, a separar el grano de la paja. De todo lo que oirás y leerás quédate con aquello que te convenza y, digan lo que digan olvida lo demás. Haz oídos sordos a toda esa gente que te da su opinión sin preguntar, habla con tus personas de confianza y agradece su buena intención pero pide que te dejen equivocarte y, por supuesto no olvides que todos estos expertos gurús con los que te toparás en cualquier librería o foro de Internet están trabajando y su meta es vender sus publicaciones. La tuya es hacer feliz a tu bebé y serlo tu también.

Infórmate, sigue a tu corazón y ten confianza en ti misma. Tu hijo no va a ser más o menos feliz porque decidas parir en casa o en el hospital, porque le des purés o practiques el baby led weaning, porque duerma en tu cama o en su cuna, porque le lleves en un porta o en el cochecito. Te dirán que es así, pero es mentira. La felicidad de tu hijo dependerá del amor que le des y la forma de hacerlo dependerá de tu personalidad y forma de entender la vida. Quiérele mucho y quiérete a ti misma. El día de mañana cuando tenga que luchar por ser él mismo sin ceder a las presiones de sus pares, tu serás su referencia. Si has conseguido aceptarte y mostrarte como eres, si tienes una alta autoestima, ellos lo tendrán mucho más fácil.

Disfruta de tu maternidad, tu eres la madre perfecta para tus hijos.

Foto | Flickr-Elvis Kennedy


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.