La catástrofe de la Talidomida y sus nuevas aplicaciones

La catástrofe de la Talidomida y sus nuevas aplicaciones

Escrito por: Belén    12 mayo 2009     3 Comentarios     1 minuto

El miedo que toda embarazada tiene a la toma de medicamentos durante la gestación, tiene su fundamento en las catastróficas consecuencias que tuvo la Talidomida entre 1957 y 1961. Durante aquellos años, se comercializó como un fármaco inocuo durante el embarzo, que ayudaba a aliviar las naúseas y otras molestias propias de ese estado. En sólo cuatro años,15.000 recién nacidos en todo el mundo sufrieron malformaciones a consecuencia de este medicamento. Las más conocidas era la falta de desarrollo total o parcial de las extremidades, pero también causó ceguera, sordera y malformaciones internas.

Toda tragedia tiene su lado positivo y a raiz de ésta muchos países promulgaron nuevas leyes sobre el control de medicamentos y los ensayos farmacológicos que deben realizarse antes de probarlos en el ser humano. Ya no se distribuye ningún fármaco sin haber comprobado los efectos secundarios que puede ocasionar.

Un estudio de la Universidad de Aberdeen en Escocia con un derivado de la Talidomida, publicado en la revista “Proceedings of the National Academy of Sciences” (PNAS), parece haber descubierto la causa de las malformaciones provocadas por el fármaco. Han observado que sólo afecta al crecimiento de los vasos sanguíneos nuevos, sobre todo de las extremidades, y que sucedían en un marco temporal corto.

Estas investigaciones están enfocadas a la mejora de la aplicación de la Talidomida como fármaco anticancerígeno. Su capacidad para suprimir el crecimiento de vasos sanguíneos le otorga poder frente al crecimiento tumoral. Es un paso más para mejorar el tratamiento y evitar los residuos que produce en el organismo.

Vía | Europa Press
Más información | Medtempus


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.