Irritación por el babeo

Irritación por el babeo

Escrito por: Belén    7 julio 2009     15 Comentarios     1 minuto

Hacia los dos o tres meses el bebé comienza a babear. Produce más saliva de la que puede o sabe tragar y le rebosa fuera de la boquita. Es algo normal que habitualmente, no siempre, se asocia con la salida de los dientes, aunque esta comience unos meses más tarde.

El babeo constante puede irritar la delicada piel de la barbilla y el cuello del bebé. Además, la saliva tiene una composición ligeramente ácida, con un PH entre 6,3 y 6,8 que favorece a esa irritación.

La irritación que produce la baba en el bebé no tiene mayor importancia siempre que mantegamos una buena higiene. Aunque evitar que se mojen es misión imposible, se debe intentar tenerles lo más secos posible. Hay que lavar la boca, la barbilla y el cuello a menudo y proteger el pecho con un babero. Si a pesar de ello se irrita, algo muy habitual, consulta con el farmaceútico porque tienen unas cremitas que mejoran la irritación muy rápido.

Los niños mayores también pueden babear sin motivo aparente. Si el exceso de saliva del bebé o el niño es repentino, se acompaña de dolor al tragar, fiebre o dificultad para respirar, se debe consultar con el médico.

Vía | Salud e Hijos
Foto | Yo Dona


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.