Intercambio de leche materna, una práctica de moda con mucho riesgo

Intercambio de leche materna, una práctica de moda con mucho riesgo

Escrito por: Belén    3 diciembre 2010     2 Comentarios     5 minutos

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) ha alertado contra la donación de leche materna entre particulares. La FDA no recomienda alimentar a su bebé con leche materna adquirida directamente de individuos o a través de internet. En cambio, los padres deberían hablar con sus médicos y usar la leche de pecho de bancos de leche humana especiales” expresó la Agencia en un comunicado. Cuando lo leí pensé que era una curiosa advertencia porque que yo conozca no es una práctica común en España. Sin embargo sí lo es en Estados Unidos y Canadá, tanto como para que las autoridades intervengan. Unas madres lactantes han puesto en marcha una página en Facebook en la que se ponen en contacto mamás que donan leche y otras que la necesitan. Las mujeres interesadas se arreglan entre ellas como hacen la entrega y demás.

Las madres que se apuntan al intercambio lo tienen claro, a unas les sobra leche y creen un desperdicio tirarla y otras la necesitan. Todas están de acuerdo en que es mejor la leche de una extraña que la de fórmula. Ante las advertencias de la FDA las mamás de este grupo se defienden diciendo que ellas son responsables de sus cuerpos y lo que dan a sus hijos, que la leche materna es lo mejor para el bebé, que el riesgo es inferior a tomar fórmula o que se puede pedir una analítica a la madre donante. Creen que lo que otra madre da a su propio hijo es bueno para cualquier otro bebé y que el intercambio se hace entre gente informada y que asume los posibles riesgos.

Las madres añaden que los bancos de leche no son suficientes para cubrir la demanda, y que la leche materna fluye constantemente y no hay porque desperdiciarla. Por supuesto también hablan de los interes económicos que hay detrás de la recomendación de la FDA, que según ellas quieren beneficiar a los laboratorios, ya sabeís, la conspiración Nestlé. Y como no, acusan a su Gobierno de ir contra las recomendaciones de la OMS y a cualquiera que no opine como ellas de ser antilactancia. Sin olvidarnos de que para algunas esto es una cruzada machista porque hay hombres con miedo a que las mujeres se organicen. Nada nuevo.

Para mí esto es la última locura del fanatismo pro lactancia (por favor, las defensoras no fanáticas que no se den por aludidas). Estas madres confian en que todo el mundo es bueno, de hecho en el grupo ponen “Aseguramos que las mujeres son capaces de hacer esto de forma segura y ética”. Que una madre que tiene leche y está dispuesta a darla nunca va a querer nada malo para un bebé. Confian en que todo el mundo se informa de como almacenar la leche con un mínimo de higiene y seguridad, sobre las incompatibilidades de alimentos o medicinas, etc. Creen que una analítica de sangre es suficiente para demostrar que la leche de la madre donante es adecuada.

Hay mamás que maltratan a sus propios hijos, que como nos contaba Mónica hace unos días, cometen verdaderas atrocidades, pero claro, esas no tienen interés en dañar al bebé ajeno. Debe ser que en Estados Unidos las analíticas de sangre muestran si te vas a tomar una infusión o un cubata antes de extraerte la leche, o si te vas a fumar un porro. Apuesto a que sólo les importa que la madre donante esté libre de Sida, porque las demás enfermedades no cuentan o no se transmiten ..¡increíble!

Esas mismas madres seguro que pondrían el grito en el cielo si les dices que transfundan sangre a sus bebés directamente del donante en su propia casa. Hay somníferos que no se detectan en la analítica, enfermedades que para aparecer necesitan ser buscadas, madres malas, gente que buscará el beneficio económico, etc. Claro que hay buena voluntad detrás de la iniciativa, pero sin seguridad es una barbaridad. No es lo mismo hacer una lactancia cruzada con tu mejor amiga o tu hermana, en las que confías, que con una señora que lo único que tiene en común contigo es que ha sido madre reciente.

Si los bancos de leche son insuficientes, que creen una plataforma que exija más. Que busquen la forma de crear bancos de leche privados, que exijan a las donantes un reconocimiento médico completo, por lo menos. Y a las que la reciben que tengan que acreditar que tienen un bebé y que es quien toma la leche donada, porque seguro que alguien ha visto ya el interés económico y en breve habrá mercadeo de leche materna.

Si no puedes dar el pecho a tu hijo, dale un biberón que no le va a pasar nada. La leche de fórmula no será la idónea, pero está más que asegurada. Sí, hay algún caso de contaminación pero son mínimos, al menos en Europa. Sin duda es un riesgo muy inferior a jugar a la ruleta rusa con leche ajena sin garantías.

¿Cuánto tardaremos en ver la versión española de este grupo?

Vía | Medline Plus
Imagen | Eats on Feet Oregon


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.