Infusiones y embarazo

Infusiones y embarazo

Escrito por: Sacra    14 enero 2012     18 Comentarios     1 minuto

Las infusiones contienen innumerables beneficios durante el embarazo pero no todas están indicadas.

Una vez descubres que estás embarazada, el primer paso es acudir a tu ginecólogo para que te haga una revisión y te ponga al corriente de aquellos cambios que van a ir produciéndose en tu organismo. Además debes informarte sobre aquellas cosas que debes limitar o eliminar de tu vida cotidiana.

La alimentación, especialmente, suele ser una de las que más variaciones puede sufrir, ya no solo porque nuestro estómago no lo tolere, sino porque ciertos alimentos, por muy sanos que nos parezcan pueden ser perjudiciales para el desarrollo óptimo de nuestro bebé. Y dentro de estas posibilidades de rechazo están algunas infusiones, otras, en cambio, nos van a ayudar a sobrellevar ciertas molestias producidas por la gestación.

Aquellas infusiones que nos benefician son:

  • Té verde. Entre sus componentes se encuentran los polifenoles que ayudan a proteger el corazón, además sus antioxidantes ayudan a prevenir el riesgo de cáncer. Favorece la hidratación y aporta nutrientes como el hierro o el calcio, entre otros.
  • Té Rooibos. Tiene un alto porcentaje en antioxidantes, además ayuda a eliminar líquidos y al no contener cafeína no produce ningún perjuicio en tu bebé.
  • Jengibre con menta. Ayuda a controlar las náuseas.
  • Manzanilla. Te ayuda a dormir bien y, de este modo, evitar el temido insomnio.
  • Infusión de hojas de frambuesa. Fortalece los músculos del cuello uterino y, por tanto, te ayudará en el momento del parto.
  • Té de hoja de ortiga. Contiene innumerables vitaminas y minerales, hierro y potasio.

Debes tomarlas con moderación y siempre consultando al ginecólogo. Evitar las compuestas por ruibarbo, aloe, gingseng o flor de la pasión.

Vía | Con mis hijos
Foto | Salood


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.