Halloween para bebés: Disfraces de terror

Halloween para bebés: Disfraces de terror

Escrito por: Sacra    24 octubre 2017     Sin comentarios     4 minutos

A los niños les encantan los personajes de terror que aparecen en Halloween, así que hoy os voy a dar algunas ideas para fabricarlos en casa.

Ya tenemos Halloween a la vuelta de la esquina y nuestros disfraces deben estar ya preparados. Nuestros bebés, aunque todavía no sean muy conscientes de la celebración, también pueden participar de la diversión, así que tendremos que buscar un buen disfraz con el que ser una pieza fundamental de esta noche terrorífica.

Os hemos ofrecido algunas ideas para convertir a nuestro peque en un personaje de cine o en un animal, pero como el tema principal de Halloween es el miedo y el mundo del terror, ¿qué os parece si convertimos a nuestro bebé en un ser totalmente horripilante? Brujas, zombis, vampiros o momias, pueden resultar ideales para nuestro pequeñín.

Brujas y calabazas de lo más simpáticas

Nos va a resultar bastante difícil convertir a nuestro angelito en un personaje de lo más horrible, sin embargo, tratándose de la noche que se trata, intentaremos que luzca lo más horroroso que podamos. Es evidente que para que la transformación sea completa una parte muy fundamental es el maquillaje. Sin embargo, y a no ser que nuestro niño ya sea un poco mayorcito, lo obviaremos. Mejor quedarnos sólo con el traje y algún complemento, dejando que su cara luzca lo más despejada posible.

Entre los personajes terroríficos que más se lucen esa noche nos encontramos con brujas y calabazas. Ellas suelen ser el símbolo de la fiesta de Halloween. Para hacer una divertida brujita sólo vamos a necesitar algún tul negro para la falda, una camiseta también negra y un sombrero con forma de pico. Si nuestro bebé todavía es muy pequeño, lo podemos poner en forma de diadema. Unas medias de rallas también nos pueden venir estupendamente.

Disfraces bebés terror (3)

En cuanto a las calabazas te podrá servir muy bien tela de foam de color naranja o, si no quieres complicarte mucho, recortar una de fieltro o goma eva y aplicarla a un body negro del bebé. Un detalle sencillo pero muy característico de la fiesta.

Personajes terroríficos de la ficción

Los grandes clásicos de la literatura guardan extraños y horrorosos personajes que nos pueden venir muy bien para esta noche. Es así como el Conde Drácula o Frankestein, se levantan de los libros para traernos su look tan especial.

En el caso de Drácula, el vampiro más conocido de todos los tiempos, podemos elegir un look más elegante o realizarlo en caso simplemente con una capa negra, con el cuello alzado por detrás, que es la imagen que más lo representa. Con respecto a Frankestein, mejor será para niños algo más mayorcitos, que al menos puedan caminar. Lo más característico del disfraz es la cabeza que la podemos hacer con foam o con una caja de cartón. Con ponerle algunas ropas raídas ya es suficiente.

Disfraces bebés terror (1)

Pero no podemos olvidarnos de otro de los grandes personajes del terror, y que se han hecho muy famosos gracias a la televisión y el cine. Se trata de los zombis, o muertos vivientes. Cuanto más sucios y descuidados vayan, muchísimo mejor. Aquí sí le podría venir bien un poquito de maquillaje para dejarlo totalmente pálido.

Momias, fantasmas, esqueletos…

El mundo del terror está repleto de seres extraños y son los verdaderos protagonistas de la noche de Halloween. Además de las brujas o las características calabazas, o de los personajes que han llegado del mundo de los libros o la tele, también encontramos otros seres del inframundo como son las momias, los esqueletos o los fantasmas.

Para hacer un divertido disfraz de fantasma, sólo vamos a necesitar una sábana blanca que nos puede servir como túnica para el bebé, a ella le pondremos dos ojos y una boca con tela negra, y listo para el paseo. Si queremos elaborarlo un poquito más, y en especial para las niñas, le cosemos una faldita de tul y en la camiseta de color blanco le colocamos los ojos y la boca.

Disfraces bebés terror (2)

Otro disfraz muy recurrente es el de momia. Bastará con tener a mano una buena cantidad de vendas y con ellas forraremos el cuerpecito del bebé, eso sí, siempre dejando espacio suficiente para que se encuentre cómodo. Otro recurso puede ser poner algunas tiras en un body blanco al que podremos añadir unos ojos como si estuviera asomándose entre las vendas.

Los esqueletos también son muy apreciados en esta noche. Una forma sencilla es coger un pantalón y jersey negro y con un rotulador de textil, de color blanco, dibujar los huesos. No es necesario que nos salga perfecto, al fin y al cabo nadie se va a molestar en ir contando cada uno de los huesos que componen nuestra anatomía.

Fotos | Funidelia, Pinterest y Disfrazzes


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.