Hacer un botiquín casero

Hacer un botiquín casero

Escrito por: Leticia   @leticiadelpino    13 septiembre 2011     11 Comentarios     2 minutos

Te aconsejaremos acerca de los elementos que no deben faltar dentro de un botiquin casero.

En ocasiones puede pasar que dentro de nuestro hogar se produzcan alguna accidente casero, para eso será necesario tener un botiquín completo y así poder darle a nuestros hijos los primeros auxilios, para luego acudir al médico o a la sala de atención necesaria.

Lo primero que hacemos cuando nuestro hijo se lastima es lavar la herida y colocar un antiséptico, esto no está mal, pero en ocasiones actuamos de esta manera porque no tenemos todo lo necesario para llevar adelante la correcta curación. Por ese motivo te aconsejaremos acerca de lo que no puede faltarte en un botiquín hogareño.

El botiquín debe encontrarse en un sitio de fácil acceso, debe estar a la mano de los adultos pero alejado de los pequeños. Además todas las personas responsables de la casa deben saber donde está el botiquín. Así se podrá actuar de manera rápida en el caso de una emergencia. El lugar elegido no debe estar expuesto al sol ni en una zona húmeda, para que no se arruinen los medicamentos.

El botiquín puede ser una caja de plástico o un estuche muy resistente. Fácil de abrir y con el espacio suficiente para contener lo necesario. Dentro del botiquín se debe tener: cinta adhesiva, gasa esterilizada, vendas elásticas, vendas adhesivas de diferentes tamaños, antisépticos (iodopovidona o clorhexidina) que sirven para desinfectar la herida, termómetro, algodón, alcohol, gel para la higiene de manos.

Según aconsejan los expertos: “Ante un accidente es importante que las personas actúen rápida y eficazmente y para que ello ocurra es necesario tener presente los siguientes 3 puntos: 1) tener a mano los números de teléfono en caso de una emergencia, 2) saber de antemano los elementos que contiene el botiquín de primeros auxilios en su casa y 3) recordar las pautas de acción para cada emergencia”.

Siempre es importante acudir a un profesional cuando el herido sea un bebé de menos de un año de edad, cuando el corte sea mayor a los 6 milímetros en el rostro o cuando sea mayor de 1 centímetro en cualquier parte del cuerpo, si el corte es profundo, si sospechamos que se pueden haber roto un hueso o lastimado los tendones.

Vía | Saludable
Foto | Flickr – Felixe


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.