Enfermedades infantiles: El sarampión

Enfermedades infantiles: El sarampión

Escrito por: Sacra    28 agosto 2009     17 Comentarios     1 minuto

El sarampión es una de las enfermedades víricas que, con más frecuencia, aparecen durante la época de la infancia. A pesar de haber conseguido disminuir el número de afectados en todo el mundo, gracias a la vacunación generalizada, (en Canadá y Estados Unidos, por ejemplo, llegó a desaparecer totalmente), parece que ahora resurge y las tasas de incidencia vuelven a elevarse.

Esta enfermedad es altamente contagiosa y es causada por un ‘paramixovirus’ del género Morbillivirus. Se contagia por medio de la respiración, en contacto con los fluidos nasales o bucales infectados y por vía directa o aérea. El periodo de incubación puede oscilar entre los 4 y los 12 días donde no existen síntomas que delaten la enfermedad. El periodo de contagio va desde la aparición de los síntomas propios de la enfermedad hasta los 3 o 5 días después de aparecer el sarpullido.

Cuando la enfermedad ya es manifiesta los síntomas que aparecen son: fiebre, dolor de garganta, tos, rinorrea, dolor muscular, sensibilidad a la luz, ojos enrojecidos y manchas de koplik (diminutas manchas dentro de la boca). A partir de ahí, a los 3 o 5 días, aparece una erupción cutánea que puede durar entre los 4 y 7 días. Generalmente empieza por la cabeza extendiéndose al resto del cuerpo.

No existe una medicación específica para el tratamiento del sarampión. La mayoría de los niños la curan a base de reposo, paracetamol y vaporizadores. A fin de diagnosticar con toda seguridad este virus, existen dos pruebas de laboratorio que son el cultivo viral y la serología para el sarampión. Una vez pasada la enfermedad ya estamos inmunizados para no volverla a padecer.

Vía | Cuidado Infantil


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.