Embarazo, semana 35

Embarazo, semana 35

Escrito por: Belén    8 noviembre 2009     19 Comentarios     2 minutos

Esta semana la grasa se va acumulando en las extremidades del bebé. Sus brazos y piernas van tomando la forma redondeada que tanto nos gusta en el recién nacido. Ha crecido tanto que ocupa practicamente todo el espacio disponible en el útero. Los riñones ya son totalmente funcionales y los pulmones necesitan sólo un poquito más de tiempo. Si es un niño, sus testículos habrán descendido del todo y si es niña, sus labios menores son muy prominentes.

Durante esta semana le transmites al bebé inmunidad temporal contra algunas enfermedades como las paperas o el sarampión. Será suficiente hasta que le toque la vacunación. Las patadas ya no son tan frecuentes debido a la falta de espacio, pero serán más fuertes. Si está colocado para nacer, puede presionar tu hueso pubiano y tú puedes notar la presión.

Tu barriga ya tiene practicamente el tamaño máximo al que llegará. A estas alturas dormir bien y descansar puede ser muy complicado. Por un lado puedes sentir dolor de espalda y por otro tu vejiga no te deja en paz. Intenta no beber líquido un par de horas antes de acostarte y hazlo cuando estés muy cansada. De esa forma evitarás estar despierta e incómoda en la cama.

La preocupación por el bebé y el parto son inevitables. Procura no pensar en ello para que el tiempo transcurra un poco más rápido. Puedes, por ejemplo, cocinar algunos platos para congelar y tenerlos a la vuelta del hospital. Comprueba que tienes la cámara de fotos o video lista para cuando nazca el bebé. Acuérdate de meter en la maleta del hospital algún libro o pasatiempos para entretenerte durante la dilatación.

Es posible que tu médico quiera verte cada semana, por muy cansada que estés no faltes a la cita. Sabrás que todo va bien y se te quitará un poco la aprehensión. Habla con el futuro papá sobre como te sientes, le ayudarás a entender lo que estás viviendo y a compartirlo. Aprovechad para hablar sobre el parto y si le quieres dentro o fuera del paritorio. Escucha su opinión porque es mejor un padre en la sala de espera que uno obligado a asistir al parto.

El peso y la talla del bebé en este momento varían mucho de un niño a otro. Puede pesar unos 2.600 gramos y medir entre 45 y 48 centímetros. A partir de ahora aumenta entre 220 y 340 gramos a la semana.

Más información | Kidshealth
Más información | Embarazo, semana 34
Imagen | Debora Arco


2 comentarios

  1. lluvia dice:

    mi doctor me dijo que me bebe pesba 1,980 y quisiera saber si mi bebe esta bajo de peso y si lo esta que es lo que puedo aser para que este ucho mejor y que aumente de peso si es neesario porfa ayudenme

  2. Belén dice:

    Lluvia, los datos que hemos puesto del peso y el tamaño son orientativos y dependen de muchos factores. El médico tampoco puede decir exactamente el peso de tu bebé, es aproximado.
    Si el médico no le ha dado importancia no se la des tú. Aún te queda un tiempo hasta salir de cuentas. Sigue alimentándote correctamente que en estas últimas semanas ganará peso más rápido.
    Enhorabuena, ya te queda poquito para verle la carita. Un saludo.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.