El bebé de un mes

El bebé de un mes

Escrito por: Belén    28 enero 2009     2 Comentarios     2 minutos

Es increíble lo rápido que pasa el tiempo. Durante este mes los padres han estado muy ocupados familiarizándose con su nueva vida. Al principio es normal que todo se haga un mundo, la lactancia, los horarios, el baño, el papeleo y las revisiones médicas de la madre y el bebé.

El principal medio de comunicación a esta edad es el llanto. La cercanía de los padres suele calmar al bebé. Ya cuesta menos distinguir el tipo de llanto, en poco tiempo todos los padres terminamos diferenciándolos. También comienza a hacer ruiditos y los papás a imitarle casi sin proponérselo. Eso está bien, es un principio de comunicación.

Cada vez fija más la mirada, le llaman la atención los objetos brillantes y es capaz de seguirlos unos instantes si se mueven horizontalmente por su campo de visión. Pasará mucho tiempo mirando algo que le llame la atención de la habitación. En cuanto al oído, reacciona ante la voz de sus padres y el sonido de un sonajero. Si le hablaís sabrá que estaís cerca y se calmará.

Normalmente, aún es pronto para sostener por si mismo la cabeza, pero si le pones boca abajo, intentará levantarla o lo conseguirá un poquito. Hay que seguir sujetándole la cabeza porque sus músculos aún no son lo suficientemente fuertes.

Las piernas suelen estar flexionadas y las manitas cerradas. Mueve las extremidades como aspas de molino, de manera incontrolada. Aún no podrá ponerse el chupete, pero puede conseguir chuparse la mano. Sus reflejos continúan siendo los del recién nacido.

Cada bebé tiene su propio ritmo, que en principio no significa mayor o menor capacidad intelectual. En las revisiones, el pediatra observará todos los aspectos importantes para conocer su estado de salud.

Ya ha pasado el mes más estresante, a partir de ahora todo va más suave.

Más Información | Babysitio

Foto | Flickr


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.